Cómo apagar una Raspberry Pi

Botón de apagar

Sé que muchos de vosotros queréis o estáis utilizando una placa Raspberry Pi como miniordenador. Una gran función que tiene la placa frambuesa aunque no es la única función. A pesar de todo ello, cuando lo utilicemos así, muchos tienen la incertidumbre de cómo apagar esta placa o cómo encenderlo ya que no tiene botón de apagado como un ordenador tradicional o cualquier otro gadget que utilicemos.

Lo cierto es que el botón de apagar ha sido el gran problema de la placa, posiblemente un problema mayor que el precio o el hardware de la placa. Y esto ha hecho que existan muchos métodos para encender y apagar esta curiosa placa SBC.Existen métodos rudimentarios, que sacan de un apuro a más de uno, esos métodos pasan por desconectar o conectar el cable de la corriente. Otro método podría ser utilizar el comando “sudo poweroff” o “sudo Shutdown” que hará que la placa se apague y en caso de encender, sólo tendremos que desconectar y conectar.

Existen cargadores con botones de apagar y encender para las Raspberry Pi

Otro método más dañino para la placa es la utilización de un cargador con botón de apagado. Este cargador tendría un botón que funcionará como el tradicional botón de power de los ordenadores, pero es dañino porque deteriora la placa, nos guste o no.

El tercer método pasa por construir un botón de apagado propio, algo interesante que cada vez es más sencillo de crear pero actualmente necesita de conocimientos previos para realizarlo. Así sólo necesitaremos un botón de electrónica, unos cables que conecten al GPIO y un código en python para crear la función de apagado. El precio de esta construcción es asequible para muchos pero hace falta conocimientos previos para realizarlo. Para solucionar esto, muchas tiendas han creado dispositivos específicos que crean un botón físico que se conecta al GPIO y a la toma de corriente de Raspberry Pi, este botón es más caro que la versión DIY pero está enfocado para usuarios novatos.

En resumidas cuentas, Raspberry Pi no tiene un botón físico para apagar o encender la placa, pero a través de comandos y jugando con el cargador se puede conseguir los mismos resultados. También podemos construir nuestro propio botón. Vamos que Raspberry Pi se puede adaptar a cualquier usuario sin dañarse o sin gastarse grandes cantidades de dinero.

Te puede interesar

Escribe un comentario