Un caparazón impreso en 3D consigue salvar la vida de esta pobre tortuga

caparazón impreso

Siempre me ha gustado el mundo de la impresión 3D, sobre todo cuando en nuestro día a día puede contarte noticias como la de hoy, un caso extremo donde una tortuga estaba abocada a la muerte tras perder su caparazón en un terrible incendio y que, gracias a esta tecnología, ha tenido una segunda oportunidad. Como puedes ver en la imagen situada sobre esta líneas, hay que reconocer que la solución encontrada es simplemente fantástica.

Entrando un poco más en detalle, comentarte que la tortuga en su momento fue bautizada por sus propietarios con el nombre de Freddy, un animal que ha demostrado ser mucho más duro de lo que podemos imaginar ya que debido al incendio que tuvo que soportar, donde sufrió quemaduras en sus patas delanteras, perdió hasta el 85% de su caparazón lo que afectó gravemente a sus posibilidades de seguir viviendo, no obstante, los primeros veterinarios que trataron al animal le diagnosticaron, tan sólo, unas semanas de vida.


Como ya hemos comentado, después de visitar a varios veterinarios de la zona, por fortuna los propietarios de Freddy conocieron a los chicos de Animal Avengers, un grupo de rescate animal de Brasil, país donde vive Freddy y su familia, que se dedican al rescate de animales y a crear formas innovadoras de ayudarles de forma que así puedan salvar su vida. La idea de Animal Avengers para Freddy no tardó en llegar, crear un caparazón impreso en 3D totalmente a medida para la pobre tortuga.

Tal y como era de esperar, esto requirió que una serie de diseñadores y amantes de los animales tuvieran que estudiar el tamaño y la forma de Freddy por medio de varias fotografías y modelos 3D. Gracias a esta información se pudo reconstruir en un ordenado el aspecto que tenía el caparazón originalmente. Para fabricar el caparazón impreso, este se dividió en cuatro piezas que finalmente encajaron a la perfección sobre la tortuga que, a su vez, se adaptó perfectamente. Días más tarde se invitó a un artista local a que diera un toque mucho más real al caparazón de forma que no pareciese solo un trozo de plástico.

Te puede interesar

Escribe un comentario