CLIP, una impresora 3D casi tan rápida como una de tinta y papel

CLIP

Desde la Universidad de California del Norte, Estados Unidos, nos llega una nueva impresora 3D a la que su creador, Joseph DeSimone, ha bautizad como CLIP, una impresora cuya velocidad podría revolucionar el mercado de la impresión 3D ya que, como dice su creador, la velocidad es hasta 100 veces más rápida que la mostrada por las impresoras 3D actuales, algo que mejoraría enormemente la experiencia que tenemos hoy día, sobre todo si tenemos en cuenta que este es uno de los puntos más negativos.

Según el profesor DeSimone: “La fabricación por adición tiene el potencial de transformar la complejidad con la que se fabrican objetos funcionales, pero la impresión 3D convencional los fabrica usando un enfoque por etapas, capa a capa, que lleva mucho tiempo“. Entrando un poco más en detalle, básicamente lo que ha conseguido DeSimone y su equipo de ingenieros es simplificar la estereolitografía, acelerando la velocidad de impresión sin que por ello se afecte a la calidad de los objetos impresos.


Gran parte de esta mejora se ha conseguido gracias a que CLIP, en lugar de utilizar un sistema mecánico para hacer sus labores, se hace uso de un láser ultravioleta que inicia la reacción química de solidificación. La principal complicación de este proyecto radica en la creación de una especie de lentillas que permiten ajustar el paso de la luz para conseguir así una impresión continua que da a los objetos ese perfecto acabado que puedes ver en el vídeo situado justo sobre estas líneas.

Según Jim Goetz, uno de los socios de Sequoia, principal inversor de DeSimone: “Si la impresión 3D quería salir del nicho de los prototipos en el que ha estado atrapada durante décadas, teníamos que encontrar una nueva tecnología disyuntiva que afrontara el problema desde una nueva perspectiva y abordara las debilidades fundamentales de las impresoras 3D. Cuando conocimos a DeSimone y vimos lo que su equipo había inventado, tuvimos claro al instante que la impresión 3D ya nunca sería la misma“.

Te puede interesar

Escribe un comentario