Cómo enderezar los pines GPIO de tu Raspberry Pi

GPIO

Seguro que en alguna ocasión has tenido un día en los que es mejor no levantarse de la cama, en el mundo de la electrónica y desarrollo tenemos varios ejemplo, sobre todo cuando parece que tenemos nuestras manos llenas de aceite, ya que todo se resbala o en el mundo software cuando, por mucho empeño que pongamos o rato que dediquemos a alguna cuestión parece que nos es imposible escribir una línea de código que luego no tengamos que borrar.

Si te gusta el mundo de la electrónica en alguna ocasión te habrás encontrado con casos en los que, al igual que me ocurrió a mí mismo no hace mucho, una caja de herramientas con las que estaba arreglando un enchufe de mi despacho se calló al suelo golpeando nada menos que mi nueva Raspberry Pi, en principio pensaba que la había roto aunque finalmente me di cuenta que “tan sólo“, que no es poco, había doblado varios pines del conector GPIO.


GPIO

Con esto en mente pensé en hacer alguna especie de mini tutorial de cómo hacer esta reparación, aunque más que un tutorial lo que verdaderamente quiero darte son una especie de consejos que seguro te vendrán muy bien si alguna vez te enfrentas a una situación similar. En primer lugar lo que debes hacer es apagar tu Raspberry Pi y desconectarla de cualquier tipo de fuente de alimentación con la que le suministres corriente eléctrica a la placa.

Una vez hecho esto, bajo ningún concepto te apresures, es mejor hacer las cosas con calma en lugar de apresuradamente. Las prisas no son buenas y en estos casos, como se suele decir, “es peor el remedio que la enfermedad“. Con esto en mente comentarte que tampoco es muy sensato intentar reparar el conector doblado utilizando nuestras uñas, un bolígrafo o elementos similares, utiliza mejor herramientas como un destornillador plano y eso si, ármate de paciencia ya que utilizar más fuerza de que la debes es bastante común y puede terminar de romperse.

Otro detalle a tener en cuenta es que mientras intentamos enderezar los pines lo mejor es no querer ponerlos completamente rectos desde un principio, tan sólo debes intentar ponerlos lo más vertical posible. Una vez los tienes lo más enderezados que hayas podido tan sólo deberás utilizar un conector hembra. En este paso tampoco hay que precipitarse, sino intentar meter en el conector tan sólo los pines que han sido doblados, posteriormente sacamos el conector y volvemos a meter esos pines con algunos de los contiguos que están derechos para posteriormente utilizar cuantos más mejor en este conector. El resultado es más que sorprendente ya que, aunque los pines no están completamente rectos, lucen de maravilla.

GPIO

Te puede interesar

Escribe un comentario