El ETH de Zurich crea una nueva técnica para impresión 3D de piezas complejas en cobre

ETH

Sin lugar a dudas el ETH de Zurich (Suiza) es uno de los centros tecnológicos que más está aportando al mundo de la impresión 3D. Un ejemplo claro lo tenemos en el paper que acaba de publicar el doctorando Luca Hirt donde se ha conseguido desarrollar un nuevo método de micro-impresión 3D que permitiría fabricar objetos diminutos con estructuras y geometría complejas. Sin lugar a dudas un hito más que interesante, sobre todo para sectores donde la fabricación artesanal no es todo lo “limpia” posible.

Gracias a este nuevo método se reduce la necesidad de soportes para piezas en voladizo lo que, a su vez, supone eliminar uno de los principales problemas de la fabricación aditiva, sobre todo a una escala donde la retirada de estos soportes puede ser aún más complicado que la fabricación de la propia pieza. Para esto se ha necesitado de un método donde, además de imprimir capas de arriba a abajo, como en los procesos habituales de impresión 3D, se permita la impresión de forma lateral lo que permite, hasta cierto punto, llegar a “dibujar en el aire” a partir de un punto fijo.


ETH

Si alguna vez has trabajado con este tipo de piezas, seguro que sabrás que esta técnica como tal no es nueva sino que está basada en un método anterior, también desarrollado por el ETH de Zurich en 2009, llamado FluidFM, una forma de proceder ante objetos creados a escala que a día de hoy es explotado comercialmente por la empresa Cytosurge.

Para conseguir este tipo de funcionamiento la impresora 3D se apoyará en una reacción electroquímica para depositar el metal o el cobre sobre la estructura ya creada anteriormente. Para ello, una micro gota, colocada sobre una base hecha de oro, es atravesada por la punta de una micro-pipeta, por cuyo interior fluye una solución de sulfato de cobre, de forma lenta pero continua. Usando un electrodo, se aplica un voltaje entre la gota y el sustrato que produce una reacción eletroquímica por la que el cobre que fluye por la pipeta se solidifica al contactar con el sustrato. Este proceso repetido de forma contínua y pudiendo mover la pipeta en tres o más ejes permite la fabricación de un sólido.

ETH

Te puede interesar

Escribe un comentario