Estados Unidos ya comercializa el primer medicamento impreso en 3D

medicamento

Tal y como dice el título de esta misma entrada, a finales de la semana pasada se anunciaba de forma oficial que el Spritam 3D, un médicamente contra la epilepsia fabricado mediante el uso de tecnologías de impresión 3D, ya estaba disponible en todas las farmacias norteamericanas tras ser autorizada su comercialización por la Agencia del Medicamento de Estados Unidos, un nuevo hito donde se ha conseguido que este tipo de tecnología sea especialmente viable.

Según sus creadores, el uso de tecnologías de impresión 3D puede hacer que cualquier tipo de medicamento sea fabricado de una forma mucho más rápida y veloz lo que permitiría una fabricación mucho mayor en caso de emergencia, necesidad o crisis. Por otro lado y según los expertos, la dosificación también es más precisa lo que ayuda enormemente al tratamiento de diferentes personas ya que, por ejemplo, la dosis no puede ser la misma para una persona adulta o para un niño.

La idea final de utilizar esta nueva técnica es la de que los pacientes puedan imprimirse sus propios medicamentos en casa mediante el uso de una solución en polvo que podrán adquirir en cualquier farmacia aunque, como es lógico y por el momento, la fabricación de este tipo de medicamento ser realizará en laboratorios especializados que posteriormente lo distribuirán a las farmacias por lo que la metodología a seguir será mucho más sencilla y eficaz ahorrando a su vez costes de fabricación y distribución.

Por el momento este es el primer medicamento que se puede consolidar mediante sistemas de impresión 3D en llegar al mercado aunque sus responsables, la firma Aprecia Pharmaceuticals tiene previsto producir otros medicamentos utilizando este tipo de tecnologías, concretamente a día de hoy ya nos hablan de unos fármacos para las enfermedades del sistema nervioso central donde se incluye la esquizofrenia, Parkinson o depresión.

Te puede interesar

Escribe un comentario