Este pony podrá volver a andar gracias a la impresión 3D

pony

La historia de pon Shine es verdaderamente triste, tanto como que no podía caminar tras los mordiscos propinadaos en una de sus patas traseras por un perro, algo que finalmente derivó en una grabe infección que hizo a los veterinarios tener que decidir entre matar al animal o cortarle la pata.

Como es lógico y por el cariño que sus propietarios tenían al pon Shine, actualmente vive felizmente en un rancho localizado en Colorado (Estados Unidos) la decisión fue la de amputar su pierna y esperar a que la infección no fuese a más y acabase con su vida. Después de mucho tiempo de espera el animal consiguió salvar su vida por lo que había llegado el momento de intentar ofrecerle una segunda oportunidad en cuanto a movilidad, algo que pasaba por intentar crearle algún tipo de prótesis.


Para esto la familia y propietarios decidieron optar por los servicios de un veterinario ortopedista bastante conocido en la zona como era Laurie Goodrich, especialista en la materia que no dudó en volver a operar al animal para poder colocarle los implantes metálicos necesarios para ajustarle una prótesis a medida fabricada mediante impresión 3D, prótesis que literalmente es una réplica de su pata y a su vez fue creada por la empresa Orthopest.

Justo cuando conocemos este tipo de casos, tanto en animales como en seres humanos, es cuando quizá más nos detengamos a pensar en cómo la tecnología avanza a pasos agigantados consiguiendo tanto salvar vidas como mejorar la calidad de estas en animales y humanos.

.

Te puede interesar

Escribe un comentario