Este proyecto busca crear el coche teledirigido impreso más rápido del mundo

coche teledirigido

La impresión 3D es un campo relativamente nuevo y por eso mucho son todavía los récord que pueden ser batidos con relativa facilidad. Esto es precisamente lo que busca el británico James Beswick que ni corto ni perezoso ha decidido crear lo que puede ser el coche teledirigido creado por impresión 3D más rápido del planeta, para eso deberá superar la anterior marca que fue fumada en octubre de 2014 por un prototipo capaz de alcanzar los 325 km/h.

Según el artífice de este proyecto, el principal problema para intentar batir esta marca sin gastar una fortuna en ello radica en que un coche teledirigido de los que se venden que hoy día en cualquier establecimiento viene equipado con un motor capaz de hacerlo rodar a velocidades máximas que se sitúan en los 80 km/h. Debido a esto la mejor solución radica en intentar crear un prototipo mucho más aerodinámico utilizando, en este caso en concreto, una de las impresoras 3D de la compañía Ultimaker.


Gracias precisamente al uso de la tecnología de impresión 3D, James Beswick, puede, además de un prototipo más ligero, crear un modelo con un número mucho menor de piezas y menos uniones por donde puede filtrarse aire y ralentizar e incluso romper el prototipo cuando este circula a altas velocidades. Por otro lado, como es lógico, también se pueden crear piezas más sólidas y de mayor grosor en zonas específicas así como reforzar otras que mediante técnicas tradicionales no se podría.

Según el prototipo James Beswick:

No sé de nadia que haya pensado en la impresión 3D para crear un coche teledirigido de gran velocidad.

Como detalle, hasta le momento el joven británico ha conseguido que su vehículo alcance los 215 km/h y promete que seguirá modificando los planos del mismo hasta que consiga batir el récord absoluto.

Te puede interesar

Escribe un comentario