Un estudiante presenta un método para producir prótesis impresas veinte veces más económicas

prótesis impresas

Vicente Muñoz, estudiante de la Universidad Politécnica de Cartagena, en la comunidad autónoma de Murcia, y voluntario de la Fundación Rafa Puede, organización que trabaja con niños que sufren discapacidades físicas para fomentar su inclusión y sus habilidades, acaba de sorprendernos con la presentación de una nueva metodología de desarrollo y fabricación con la que se pueden crear prótesis mediante impresión 3D hasta veinte veces más económicas.

Uno de los principales problemas a los que ha tenido que enfrentarse Vicente Muñoz para el desarrollo de estas prótesis impresas para niños radica precisamente en que, por el hecho de ser para niños, estas no están tan desarrolladas como las de los adultos. Gracias a esta nueva metodología, los niños ahora podrán tener acceso a prótesis sencillas y económicas adaptadas a cada caso concreto y totalmente funcionales permitiendo los movimientos de agarre y de pinza.

Gracias a esta metodología podrán crearse prótesis impresas para niños funcionales, sencillas y económicas.

Según ha comentado Joaquín Roca González, director del trabajo fin de grado de Vicente Muñoz:

Así se facilita el acceso a estos dispositivos de forma que sea posible la adaptación de varios modelos, a un coste muy reducido. Por ejemplo, es posible diseñar, adaptar y fabricar prótesis para las distintas actividades de la vida diaria, desde ir al colegio, a practicar deporte pasando por las labores de higiene personal. Se pueden abaratar tanto los costes gracias a la producción con impresoras 3D de todos los componentes de la prótesis, ya que los materiales que se utilizan para la impresión son muy económicos.

Como detalle y siguiendo con lo mencionado por Joaquín Roca, mencionar que este proyecto surgió como iniciativa para intentar ayudar a Rafa, niño de 7 años que da nombre a la fundación y que actualmente tiene una prótesis valorada en unos 20.000 euros que, cada tres meses, necesita una inversión de 2.000 euros para poder ajustarla. La prótesis ideada por Vicente Muñoz tendría un coste de entre unos 300 a 400 euros.

Te puede interesar

Escribe un comentario