Imprime todo el pelo que necesites gracias a esta tecnología del MIT

pelo impreso MIT

No me cansaré de decir y recordar el enorme progreso y revolución que está suponiendo la impresión 3D en prácticamente todos los sectores y segmentos del mercado. Gracias a esto podemos encontrar no solo, como se presupone de esta tecnología, a empresas creando piezas de plástico, sino que grandes multinacionales a día de hoy ya fabrican piezas de titanio, joyas, edificios e incluso, gracias en esta ocasión al MIT, hasta cabello humano.

Sin lugar a dudas, hay que reconocer que en el MIT están progresando enormemente con esta tecnología, sobre todo en el ámbito más difícil de la misma que no es otro que la fabricación de estructuras y tejidos biológicos. En uno de los últimos paper publicados por un equipo de sus ingenieros se muestra la tecnología necesaria y la forma de trabajar para conseguir hacer pelo ultrafino y programable.


Esta metodología, como no podía ser de otra manera, ha sido descubierta por el Tangible Media Group, un grupo de investigadores del Insituto Tecnológico e Massachussetts, MIT, que están más que interesados, según se describen a sí mismo, en conseguir programar el espacio físico de la misma forma que se programa el espacio digital, algo que en un primer momento puede parecer una locura pero que poco a poco y con el paso del tiempo y la llegada de nuevos descubrimientos, nos hace pensar que puede llegar a ser mucho más real e interesante de lo que podamos imaginar.

Según comentan los responsables de este proyecto, gracias a esta nueva forma de trabajar con la impresión 3D se ha conseguido crear una estructura mediante tecnología de impresión que emula a la perfección la adhesión, calidez y sobre todo las sensaciones al tacto del cabello natural. Aun así, hablamos de un pelo artificial creado por una impresora, para esto se necesita fabricar una especie de cilio artificial de 50 micras de grosor que, además de para un fin estético, pueden servir para mover objetos con un patrón determinado.

Te puede interesar

Escribe un comentario