La Escuela de Ingeniería Industrial de Vigo crea la primera impresora 3D de huesos

Escuela de Ingeniería Industrial de Vigo

Un grupo de investigadores pertenecientes a la Escuela de Ingeniería Industrial de Vigo compuesto por personas tan importantes como Fernando Lusquiños, Jesús del Val, Rafael Comesaña, Juan Pou, Antonio Riveiro, Félix Quintero y Mohamed Boutinguiza con la colaboración de Julián R. Jones del Imperial College de Londres y Robert G. Hill del Barts and the London School of Medicine and Dentistry, anuncian lo que puede ser un paso impresionante dentro de la medicina como es la creación de hueso mediante una nueva bioimpresora 3D.

Para conseguir este nuevo hito en la historia de la medicina, el equipo de investigadores de la Escuela de Ingeniería Industrial de Vigo combinó el principal componentes presente en los huesos humanos como es el fosfato clásico con vidrio bioactivo. Una vez tenemos el material tan sólo queda introducirlo en una impresora 3D adaptada para tal fin e imprimir el hueso con la forma y formato que se desee. La novedad está presente en que esta es la primera vez que ambos materiales se emplean unidos.

El implante creado con este método es carente de cualquier tipo de toxicidad además de válido tanto a nivel químico como físico. Una vez implantado el nuevo hueso, este es reabsorbido por el organismo a medida que el nuevo hueso crece adhiriéndose las células a los biomateriales así como el crecimiento de éstas por encima del implante. Como viene siendo ya habitual, al empleo de esta nueva tecnología permitirá, entre otras cosas, crear implantes totalmente personalizados para cada paciente.

Según los autores de este desarrollo, este puede ser un tipo de implante, sobre todo útil, para zonas en las que es difícil colocar implantes metálicos como puede ser la zona cercana al ojo. Este nuevo tipo de implantes permitiría el crecimiento del hueso y que este sea absorbido gradualmente durante el proceso de regeneración. Como detalle final, comentarte que, al menos por el momento, este tipo de investigación se encuentra en una fase muy temprana de su desarrollo por lo que todavía queda bastante tiempo hasta que sea algo que se implante en el campo de la medicina.

Te puede interesar

Escribe un comentario