NASA se muestra más interesada que nunca por la posibilidades de la impresión 3D

NASA

Sin lugar a dudas la fabricación de piezas mediante tecnología de impresión 3D resulta ser más que interesante para NASA ya que desde la Agencia Aeroespacial Norteamericana han decidido firmar un acuerdo de colaboración con el MTI, empresa especializada en el desarrollo y fabricación de piezas de metal creadas mediante técnicas de impresión 3D para conseguir, si el proyecto llega a buen puerto y las técnicas son las adecuadas, reducir costes en el proceso de fabricación de sus sondas y aeronaves.

Concretamente MTI no es una empresa cualquiera ya que está especializada sobre todo en la fabricación de piezas metálicas refractarias que serán usadas en trabajos a altas temperaturas, debido a esto su tecnología al parecer resulta ideal para trabajar junto a ingenieros de la NASA en la fabricación de la nueva generación de cohetes que propulsarán las nuevas naves espaciales. Sin lugar a dudas un paso necesario para una agencia que ve como poco a poco cae su presupuesto anual mientras rivales avanzan a pasos agigantados.

Con todo esto en mente no es de extrañar que en NASA cada día se muestren más interesados en este tipo de técnicas e incluso hayan decidido poner a parte de sus ingenieros a investigar e integrar técnicas de fabricación aditivas en los procesos de construcción de piezas con geometrías complejas que es precisamente un campo donde la impresión 3D puede ser clave, sobre todo para ahorrar tiempo en la fabricación.

En MTI han producido componentes para la NASA hechos con la aleación Inconel 718. un material capaz de soportar termperaturas extremas y ambientes corrosivos sin perder rigidez y sin volverse frágil. Se han desarrollado piezas que son capaces de soportar temperaturas por encima incluso de la temperatura de fusión del metal, gracias a la incorporación de micro-conductos en el interior de la pieza por donde circulan gases refrigerantes, algo que han conseguido de forma ‘sencilla‘ con la tecnología de impresión 3D.

Te puede interesar

Escribe un comentario