Q4OS, ahora disponible para Raspberry Pi

Q4OS

Seguro que en alguna que otra ocasión has oído hablar del sistema operativo Q4OS, a modo de resumen comentarte que estamos ante una distribución GNU/Linux que destaca, sobre todo, por ofrecer una interfaz idéntica a la utilizada por Windows XP en su configuración básica, concretamente la que sale sin color cuando configuramos el sistema en modo Windows básico. La noticia de hoy es que finalmente el sistema ya está disponible para ser instalado en nuestra Raspberry Pi.

En un principio Q4OS fue creado para ser utilizado tan sólo en arquitecturas de 32 y 64 bits por lo que dispositivos como arquitectura ARM se habían quedado fuera y no podían utilizar Q4OS debido principalmente a las limitaciones que imponía el hardware. Sin embargo los desarrolladores, junto a la comunidad, acaban de anunciar que finalmente ya hay versión oficial de Q4OS para correr en este tipo de arquitecturas aunque, la parte negativa, como es habitual, es que en comparación con la versión de 32 y 64 bits, esta es menos potente aunque cierto es que podremos tener la mayoría de las funciones que teníamos en la versión original.

Entrando un poco más en detalle, según los desarrolladores de Q4OS, para la versión original de la distribución se habían basado en Debian mientras que para esta nueva versión han decidido no comenzar desde el principio y tomar como punto de partida Raspbian. Gracias a esto se ha creado una nueva versión de Q4OS donde se ha tratado por todos los medios, ofrecer un rendimiento decente en equipos con pocos recursos consiguiendo así lanzar la interfaz más básica de Windows XP.

Si estás interesado, al menos en probar la nueva interfaz y todo lo que puede ofrecerte este nuevos sistema operativo, tan sólo comentarte que puedes descargarla desde este enlace oficial. Como último detalle, comentarte que, al menos, en el momento de escribir esta entrada, esta distribución no es del todo estable así que no te sorprendas si te encuentras con algún bug.

Te puede interesar

Escribe un comentario