Qatar se prepara para la Copa del Mundo de fútbol con ayuda de la impresión 3D

Qatar 2022

A día de hoy y a pesar de que ya se conocen los diseños de los nuevos doce estadios que acogerán todos los partidos de fútbol de la Copa del Mundo que se celebrará en Qatar en 2022, lo cierto es que todavía se trabaja para hacerlos realidad buscando los materiales idóneos, tecnologías a emplear… Según la Universidad de Qatar, responsables de todo este trabajo, es indispensable, debido al diseño de casi todos los estadios, probar con tecnologías como la impresión 3D para conseguir hacerlos realidad.

Uno de los primeros pasos que se están dando, debido a la particular climatología del país, es crear maquetas mediante impresión 3D a escala 1:300 de cada uno de los 12 estadios para, posteriormente introducirlas en un túnel de viento y así poder estudiar la aerodinámica de los diseños con ayuda de rayos láser. Este paso es fundamental ya que se necesita optimizar en todo lo posible la circulación del aire al mismo tiempo que esto puede ayudar enormemente a reducir los costes de construcción y sobre todo el impacto ambiental.

Para conseguir crear estas maquetas, según los expertos de la Universidad de Qatar que trabajan con ellas, se ha apostado por la adquisición de una impresora 3D Fortus 400mc fabricada y comercializada por la empresa Stratasys. Por otro lado, una vez el estadio ha sido fabricado y ensamblado, se coloca en un túnel de viento diseñado específicamente para este proyecto. Una vez se han obtenido todo tipo de datos, estos son introducidos en un ordenador para poder realizar las simulaciones pertinentes.

Atendiendo a las declaraciones realizadas por el profesor Saud Abdul Aziz Abdu Ghani:

Podemos visualizar la temperatura en cada nivel, introducir variables tales como el número de espectadores y hasta el sudor que generan para, a continuación, realizar una simulación y ver el efecto de la temperatura en el interior de los estadios.

Gracias precisamente a los estudios que se están realizando sobre los estadios, las autoridades qataríes han podido introducir una serie de cambios aerodinámicos que, a su vez, han dado la oportunidad de reducir la cantidad de acero empleado para las estructuras de las cubiertas de los mismos lo que finalmente se traduce en ahorro en los costes de construcción y su impacto medioambiental.

Te puede interesar

Escribe un comentario