Salvan la vida de un bebé imprimiendo una copia en 3D de su corazón

corazón del bebé

Tal y como hoy anuncia la agencia china Xinhua, en el país oriental un equipo de médicos ha conseguido salvar la vida de un pequeño bebé de nueve meses de edad que sufría una grave cardiopatía congénita al utilizar una copia de su propio corazón fabricada mediante tecnología de impresión 3D. Según ha transcendido por el citado medio, esta intervención tuvo lugar en ella provincia nororiental china de Jilin y ha sido denominada como la primera operación a corazón abierto llevada a cabo en China con ayuda de sistemas de impresión 3D.

Tras una larga operación, al parecer finalmente el bebé pudo sobrevivir y ha sido trasladado a una sala general donde a día de hoy ya se está recuperando de la intervención. Justo antes de ser diagnosticado de esta grave cardiopatía congénita el bebé chino pesaba 5,6 kilogramos y sufría de dificultades respiratorias debido a un drenaje venoso pulmonar anómalo total lo que supone que cuatro venas pulmonares estaban en mala posición. Además de esto el bebé también presentaba comunicación interauricular, lo que causa que la sangre circule entre los dos espacios superiores del corazón.

Según ha comentado Zhang Xuequin, cirujano encargado de llevar a cabo la operación y a su vez director del centro de cirugía cardíaca pediátrica del Hospital Popular de Jilin:

El defecto era muy raro y complicado. Lo llevaron al hospital y se encontraba en estado crítico, con fallo cardíaco y una grave neumonía. Con el modelo pudimos conocer de forma precisa dónde y cómo debíamos cortar y cómo de grande debía de ser la incisión. Con un plan tan minucioso necesitábamos sólo la mitad del tipejo que habíamos previsto para terminar la cirugía.

Como bien ha comentado el cirujano, debido a que el bebé era tan pequeño fue muy difícil desarrollar el mejor plan quirúrgico utilizando, como es habitual, tan sólo un examen de ultrasonidos. Por otro lado, si el tratamiento se retrasaba las posibilidades de que el menor hubiese finalmente muerto antes de cumplir un año habrían sido e hasta el 80%. Para salvarlo, decidieron recurrir a la impresión 3D creando una réplica de su corazón a tamaño natural sobre la que poder trabajar y estudiar los movimientos que se debían ejercer durante la operación real.

Te puede interesar

Escribe un comentario