Sanya Sihai, un coche impreso que cuesta menos de 2.000 euros

Sanya SihaiEn la ciudad china de Sanya City se ha desarrollado uno de los pocos coches eléctricos que están fabricados por una impresora 3D, si, si, están impresos. El modelo se llama Sanya Sihai en honor a la ciudad donde se fabrica y tiene un motor eléctrico. Este motor no hará que pueda competir con un coche de Ferrari pero si hará que alcance velocidades de hasta 40 km. por hora, una velocidad ideal para ciudad pero penosa para grandes desplazamientos.

El vehículo pesa unos 5oo kg y es un biplaza. Las medidas son 3,6 metros de largo por 1,63 metros de ancho. Sanya Sihai competirá con Strati por el podium del coche imprimible pero aunque es más rápido, el Strati tarda menos en construirse, algo que podrá suponer una ventaja en el mercado.

Se tardará 5 días en construir un Sanya Sihai

El Strati tarda 44 horas en imprimirse, mientras que el Sanya Sihai tarda cinco días en imprimirse. Parte de esta tardanza se debe a que Sanya Sihai se imprime con el material Tyrant Gold, un material resistente pero que cuesta manejar. Junto a esto está el hecho de que el coche se imprime en grandes lotes, mientras que el Strati se imprime pieza por pieza y luego se ensambla, algo que permite acelerar el proceso de construcción.

Pero lo interesante de todo esto no es su construcción sino su precio. El Sanya Sihai costaría unos 1.770 dólares, sobre los 1.700 euros que si tenemos en cuenta que el Sanya Sihai es imprimible y biplaza, el precio es bastante económico, claro está, si sólo nos desplazamos por ciudad.

Sanya Sihai no es el primer ni el único coche que se imprime, algo que va a hacer que en un futuro no muy lejano, si no tenemos un coche volador, si que tendremos un coche imprimible, pero ¿ cuál será su seguridad?

Te puede interesar

Escribe un comentario