¿Qué sistemas operativos puedo instalar en mi Raspberry Pi?

Andorid TV en Raspberry Pi 3

El mundo de Raspberry Pi ha avanzado enormemente, tanto que un usuario novato no sabe que hacer cuando tiene una placa, son tantos los proyectos que se pueden hacer que uno se queda perdido ante las posibilidades, lo mismo pasa con el sistema operativo de esta placa: existen tantos sistemas operativos que uno se pierde en ellos.

Con este articulo no queremos hablaros de todos ellos sino más bien, mostraros las posibilidades más famosas que hay en Raspberry Pi para que el paso de un ordenador de sobremesa o un portátil a Raspberry Pi no suponga un gran trastorno.Primero hemos de saber que existen dos tipos de sistemas operativos: sistemas operativos oficiales y sistemas operativos no oficiales. Los primeros los podéis encontrar en la web oficial de Raspberry Pi. Se llaman Raspbian y Noobs. Estos sistemas operativos se basan en Gnu/Linux y en la distribución Debian. Son versiones adaptadas a la plataforma y a un usuario específico, el que busca aprender con Raspberry Pi.

Snappy Ubuntu Core sería la siguiente distribución oficial a pesar de que aún no está en la web de Rsapberry Pi. Esta distribución está enfocada al mundo IoT, por lo que no es tan útil como Raspbian si queremos utilizar Raspberry Pi como mini ordenador. Dejando de lado estas tres distribuciones, existen un segundo tipo de sistemas operativos que son tan buenos como los anteriores pero no son oficiales. La lista es grande y todos valen pero sólo os ponemos los sistemas operativos famosos.

  • PiDora. Este sistema operativo se basa en Fedora y aunque no es oficial es totalmente estable y funcional. Nos lleva lo bueno de Fedora y Redhat Linux a Raspberry Pi. Lo podéis conseguir en este enlace.
  • Arch Linux. La popular Rolling release tiene también una versión para Raspberry Pi. Es un proyecto oficial, bastante estable y muy usado.
  • Ubuntu MATE. El último sabor oficial de Canonical ha lanzado una versión de Ubuntu MATE para Raspberry Pi 2 y Pi 3. Además ha creado un instalador que permite llevar cualquier sabor oficial de Ubuntu al ordenador frambuesa. La diferencia con Respecto a Ubuntu Core es que Ubuntu MATE intenta llevar la experiencia de Escritorio y no la de IoT.
  • Android. El famoso sistema operativo para móviles también cuenta con una versión para Raspberry Pi. Hace poco os hablamos no sólo de cómo conseguirlo sino también de cómo instalarlo en nuestra placa Raspberry Pi.
  • Tizen. El sistema operativo de Samsung también cuenta con una versión para Raspberry Pi. Aunque tanto esta versión como el sistema operativo es un gran desconocido para el gran público.
  • Chromium OS. El sistema operativo de Google, el más famoso sistema operativo cloud hace poco que llegó a Raspberry Pi 3. Es un sistema operativo ideal para una máquina como Raspberry Pi, pero aún no está muy desarrollado como para usarlo a diario.
  • OpenSUSE. La famosa distribución del Camaleón también cuenta con una versión para RAspberry Pi, una versión que se encuadra dentro de los sabores o versiones oficiales de OpenSUSE, una garantía para usar Raspberry Pi como mini ordenador.

Sistemas operativos para otras funciones

Además de estos sistemas operativos, Raspberry Pi cuenta con otros sistemas operativos que transforman a la placa en gadgets o en componentes nuevos. En este aspecto destaca Windows IoT que convierte a Raspberry Pi en un servidor para el Internet de las Cosas y OpenElec o LibreElec que portan Kodi a Raspberry Pi, de tal manera que el ordenador frambuesa se convierte en un reproductor multimedia o mediacenter.

Conclusiones

Estos sos los sistemas operativos más famosos y útiles que encontraremos para Raspberry Pi, esto no significa que no existan otros, existen más. Pero el uso de algunos de estos sistemas operativos no permitirá que cambiar de un ordenador de sobremesa o portátil a una Raspberry Pi sea menos traumático y además podremos compartirlo vía servidor o conectar ambos dispositivos. Y vosotros ¿con qué sistema operativo os quedáis?

Te puede interesar

Escribe un comentario