Tikoa crea el primer observatorio de impresión 3D del mundo

Tikoa

Tikoa, una consultura marciana especializada en el diseño y fabricación aditiva, acaba de crear el primer organismo independiente del mundo que analizará el mercado internacional y las oportunidades de negocio de la impresión 3D así como la incursión de esta nueva tecnología en sectores como la automación, el mueble, el aerospacial, la aeronáutica, sanidad…

Este nuevo centro ha sido bautizado como Observatorio Permanente Tikoa de Fabricación Aditiva e Investigación Neoindustrial, OPTFAIN. Dentro del mismo trabajarán 25 expertos de diferentes países. Estos serán los encargados de redactar informes cuatrimestrales, de libre acceso y totalmente gratuitos, donde ser realizará un análisis cualitativo de la aplicación de la impresión 3D y los procesos de neoindustrialización en diversos sectores de la economía.

Tikoa crea OPTFAIN, un observatorio que estudirá el estado e incursión de la impresión 3D en diferentes sectores del mercado

Tal y como ha comentado Juanjo Pina, coordinador de OPTFAIN:

A corto plazo la principal misión de este organismo es evitar que las empresas públicas y privadas cometan errores costosos, incluso millonarios, a la hora de implantar la fabricación aditiva. A partir de ahora la industria de la impresión 3D contará con una fuente de información fiable, contrastada y productiva, lejos del uso de la tecnología como espectáculo comunicativo.

Realizaremos estudios cualitativos y cuantitativos de forma periódica, de modo que responderemos a las necesidades de información y formación de cientos de compañías tanto de España como del resto del mundo, en especial de Estados Unidos, Latinoamérica, en particular México, Argentina, Chile y Brasil.

Para conocer un poco mejor a Tikoa, tan sólo comentarte que hablamos de una empresa que a día de hoy cuenta con cinco años de experiencia en fabricación aditiva, y en su cartera de clientes figuran multinacionales como Repsol o centros hospitalarios de referencia de España.

Te puede interesar

Escribe un comentario