Adelgaza tu Raspberry Pi 3 con este proyecto de Pimoroni

Rasperry Pi Slim de Pimoroni

La placa Raspberry Pi 3 es una potente placa SBC. Pero a pesar de su potencia, sigue siendo una placa gruesa y grande para ciertos proyectos. Por ello, muchos usuarios buscan alternativas más pequeñas como las versiones Pi Zero de Raspberry Pi.

La cara negativa de este uso es la reducción de potencia o la merma de funciones como el puerto ethernet o la cantidad de memoria ram que podemos tener. Este problema ha sido visto por la empresa Pimoroni que ha creado un modelo adelgazado de Raspberry Pi 3.

El grosor de Raspberry Pi 3 es muy alto aún, pero lo más llamativo es que los puertos que aumentan el grosor de la placa se pueden omitir sin perder funcionalidad. En este aspecto, juegan un papel fundamental el módulo de bluetooth y wifi que nos permiten conectar el ratón, el teclado y la conexión a Internet sin necesitar de puertos clásicos. El puerto microusb puede funcionar como dispositivo de almacenaje junto al slot para tarjetas microsd. Lo más interesante de todo es que no necesitamos comprar una placa Raspberry Pi 3 nueva ni nada similar, basta con tener una placa Raspberry Pi y ser un manitas con el soldador.

El proyecto de Pimoroni no es nada nuevo, pero si que es cierto, que es la mínima expresión de Raspberry Pi 3 con éxito. Existen otros proyectos como el publicado hace tiempo por la web NODE, donde quitaban el puerto ethernet y algún puerto USB, pero existían otras partes que engrosaban el tamaño de Raspberry Pi.

En este proyecto, tales partes también desaparecen y hacen aún más delgado esta placa SBC. En el video podéis ver como crear este tipo de placa, pero hemos de advertir que hemos de saber muy bien manipular estas placas porque sino inutilizaremos la Raspberry Pi para siempre.

Personalmente creo que es un proyecto interesante, pero no me arriesgaría a romper la placa si realmente no tengo problemas graves de espacio. Y si hay dudas, siempre podremos recurrir a la Pi Zero W, que es una solución menos potente pero más delgada.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *