Estampadora: cómo montar un negocio de estampado en casa y qué máquina comprar

El estampado es una técnica bastante común para multitud de artículos. Algunas personas ya han montado su propio «negocio» de estampado en casa con una estampadora propia. Quizás no un trabajo a tiempo completo, pero sí como un método de obtener un extra.

Si estás pensando en comprar una estampadora para uso profesional o para uso personal, aquí te mostramos algunas claves para elegir la correcta y todo lo que debes saber sobre estas máquinas, al igual que lo hicimos con las impresoras 3D y con las máquinas CNC.

¿Qué es el estampado?

estampado

El estampado es una técnica artística muy antigua que consiste en traspasar una forma o dibujo a una superficie mediante un molde entintado y ejerciendo presión. Además, hay que decir que estos estampados pueden ser tanto planos como también en relieve.

El estampado se ha realizando durante muchos años en multitud de superficies diferentes, ya que es muy flexible y admite adaptarse a distintos materiales. Entre los más usados suelen estar el papel, la tela, la madera, la cerámica y el metal, aunque puede hacerse también en otros muchos.

Tipos

sellos de estampadora

Es importante destacar que existen varias técnicas de estampado tradicionales y modernas que deberías conocer:

  • Xilografía: es la forma más antigua de estampado. Fue ampliamente utilizada en Asia, sus inicios están en China, donde se usaba para estampar textiles. Para realizar la xilografía, se tallaban bloques de madera con el diseño que se quería. Para impresiones grandes se usaban varios bloques que se ensamblaban para crear la imagen completa. Entonces la tinta se depositaba sobre todo el bloque mediante un rodillo. De esta forma, las partes alzadas eran las que recibían la tinta, y las que transmitían la imagen al papel. Más tarde, esta técnica se extendería por otras partes, como en Japón, donde se formó un género propio llamado ukiyo-e entre los siglos XVII y XIX, para representar relatos de la cultura popular. Estos grabados incluso llegarían a influir en pintores tan famosos como Monet y Van Gogh.
  • Grabado: es otro tipo de impresión usando calcografía. Es decir, las imágenes se tallan en una placa de metal, generalmente cobre o zinc, ya que son más blandos y fáciles de tallar. Luego se pulen hasta que queden brillantes y lisos para crear la herramienta de estampado. Luego se cubría de tinta y se usaba esta placa metálica en una prensa, haciendo que la presión se transfiera al papel. Esta técnica se popularizó especialmente en Europa, durante el siglo XV, y surgieron grandes artistas como el alemán Alberto Durero.
  • Aguafuerte: es otra técnica de estampado con calcografía. Es una técnica usada inicialmente para grabar diseños especialmente en joyería. Sin embargo, en Europa surgiría durante los siglos XV y XVI, convirtiéndose en el método preferido. En esta técnica se empleaba placas de cobre, hierro o zinc pulidas. Luego se cubre la superficie con una capa de cera resistente al ácido y con ayuda de un lápiz o aguja de aguafuerte para dibujar el diseño en la cera, exponiendo el metal. Una vez se completaba el dibujo, la placa se sumerge en ácido para que carcoma las líneas expuestas y genere ranuras. Según el tiempo de exposición al ácido, se controlaba la profundad de las líneas. Una ves se tenía el diseño en el metal, sin necesidad de tener que tallarlo, se retiraba la cera y se entinta la superficie, para luego usar una prensa y transferir el patrón al objeto que se quería estampar. Un artista particularmente conocido que usó esta técnica fue Rembrant.
  • Litografía: surge a finales del siglo XVIII, ganando popularidad de forma rápida. El estampado mediante litografía se basa en el hecho de que el agua y el aceite no se pueden mezclar. Fue creada por un actor alemán para publicitar sus obras teatrales de forma barata, pero pronto se le darían multitud de usos. Incluso llegó a ser usado por artistas de la talla de Toulouse-Lautrec. La palabra lito proviene de piedra, ya que el artista usa una losa de piedra caliza, aunque luego se comenzaron a usar placas de metal hechas de zinc o de aluminio. El artista dibuja la imagen en la losa usando un crayón a base de aceite o tinta. Después, se cubre toda la superficie con una mezcla de goma arábica y ácido que fijará el dibujo a la superficie. Esto hace que también penetre en las partes de la losa que no están cubiertas por el dibujo, creando una capa que absorbe el agua y repele la tinta. Luego se retira la solución de la losa y se borran las líneas del dibujo. Se trata la superficie con agua para que sean absorbidas por las zonas sin dibujo y así cuando se cubre la superficie con la tinta, solo se adhiere a las zonas donde antes había dibujo. Con esto, y con la ayuda de una prensa de cama plana, se aplicará presión para estampar la imagen donde se necesite. En la litografía multicolor, se pasará por diferentes piedras recubiertas de tintas de distinto color, y con cuidado de alinear bien las imágenes que conforman la composición multicolor.
  • Serigrafía: se usaba tradicionalmente para estampar la seda en China, durante la dinastía Song, aunque la técnica tal como la conocemos hoy día data del siglo XX. En este caso, se requiere el uso de una malla de seda y una plantilla para transferir el patrón. La plantilla o esténcil podía hacerse en una amplia variedad de materiales. El esténcil se fija a una pantalla y su superficie se recubre con un producto químico fotorreactivo y se expone a la luz UV, luego retirando los esténciles y limpiando la malla que ya cuenta con el patrón del diseño. Se coloca un trozo de papel bajo la malla en una mesa de serigrafía y usando unas escobillas de goma, se aplica una capa de tinta. Al levantarse la malla, se podrá ver la impresión, que solo habrá calado por las zonas que el material fotorreactivo no se expusieron. Incluso admitía serigrafía multicolor usando diferentes plantillas. Artistas importantes la han empleado, como el artista Andy Warhol durante la década de 1960 para sus serigrafías de famosas como Marilyn Monroe.

¿Qué es una estampadora?

estampadora

Una estampadora es una máquina que permite realizar el estampado de forma fácil. Pueden ser de varios tipos, aunque se suelen componer de una base y una plancha que será la que fije el diseño al objeto o superficie que queremos estampar. Generalmente usan calor y presión para transferir el diseño.

Son muy útiles para múltiples técnicas de estampado y existen estampadoras tanto analógicas como digitales, mecánicas o eléctricas, compactas e industriales, así como multitud de formas y formatos (para estampar ropa, para tazas, para platos, etc., e incluso algunas que pueden estampar sobre multitud de objetos).

Las mejores estampadoras

Si quieres elegir una buena estampadora, aquí te hacemos algunas recomendaciones que te pueden interesar:

VEVOR WT-90AS

VEVOR es una marca bastante conocida en el mundo de la maquinaria. Esta estampadora tiene la temperatura ajustable, de entre 0 y 350ºC, con pantalla LCD. Está muy bien equipada, y es robusta, además de permitir usar varios tipos de moldes de latón. Se usa con seguridad y es fiable. Y la podrás emplear para materiales como el cuero, la madera, el poliuretano, PVC, papel, etc.

VEVOR 8 en 1

Esta estampadora VEVOR 8 en 1 es una gran máquina con prensa de calor para transferencia de multitud de objetos, con hasta 38×30 cm para el diseño. Esta máquina permite el estampado en tazas, camisetas, gorras, y otros muchos objetos que puedas imaginar. Además, cuenta con una pantalla LED digital para una fácil manipulación y control.

VEVOR Tazas

No products found.

Las tazas personalizadas están de moda, si quieres unirte a esta moda, qué mejor que esta estampadora VEVOR. Una prensa térmica de 280W que pasará el diseño que quieras a las tazas usando la técnica de sublimación. Puede tanto estampar como pegar en la superficie.

LYYAN Profesional

No products found.

Se trata de una máquina electrónica para el estampado de bolígrafos, con procesador y pantalla táctil para transferir los parámetros o almacenarlos para mayor facilidad de uso. Esta máquina tiene un gran rendimiento, y puede realizar transferencias por calor (sublimación térmica), con funcionamiento totalmente automático.

JFF

Otra de las opciones que tienes es esta otra estampadora para el grabado manual de tarjetas, tipo tarjetas de crédito, tarjetas de identificación, tarjetas VIP, tarjetas de clubs, de membresía, tarjetas de regalo, etc., es decir, para tarjetas de PVC. Cuenta con 68 caracteres diferentes para el grabado, es resistente gracias a la construcción en acero, permite ajustes de espaciado de caracteres y de líneas de relieve.

MsModa

No es eléctrica, es totalmente manual. Sin embargo, esta estampadora en frío puede ser de gran utilidad si lo que buscas es estampar placas metálicas por presión. Por ejemplo, puede servir para tarjetas de identificación, colgantes, y otros grabados en relieve.

GKPLY

También tienes esta otra opción, que es una máquina estampadora para el grabado de joyas. Permite grabar letras, como las iniciales, fechas, frases, etc. Tiene ajuste de espacio entre letras, y centrado de letras automático. Cada caracter puede ser entre 1.5 y 2 mm, con ángulos de rotación de 360ºC. También se incluye un plumín para el grabado con diamantes y una esfera de muestra de doble cara.

Borfieon

En cambio, si lo que vas a montar es un negocio para hacer las uñas, seguro que te encantará esta otra estampadora de uñas 3D. Una impresora digital para las uñas que permite crear infinidad de diseños diferentes, con herramientas de manicura incluidas en el kit.

ZHDBD WT-90DS

También tienes a tu disposición esta otra estampadora de calor por sublimación. Esta prensa funciona a 300W, es digital, y te puede servir para estampar multitud de materiales u objetos diferentes, como puede ser el cuero, el PVC, la madera, etc. Todo para personalizarlos como más te guste, con letras, logotipos, etc.

MaquiGra Mini

Permite el estampado en caliente de texto, patrones o marcas. Se puede usar tanto para bolsas, camisetas, cuero, secado de flores y plantas, etc. Además, tiene un tamaño bastante compacto y es fácil de usar. La temperatura que alcanza está entre los 0 y los 250ºC, ajustable. También permite ajustar la presión ejercida de forma sencilla.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.