Cómo refrigerar nuestra Raspberry Pi

Raspberry Pi

Raspberry Pi 3 es una gran placa sbc de Hardware Libre que tiene mucha potencia pero que también genera mucho calor. Esto no suele ser un gran problema para muchos, pero ahora que estamos en una época de altas temperaturas, si que muchos necesitarán refrigerar su placa Raspberry Pi para poder utilizarla de manera continuada.
A continuación os pasamos una serie de trucos e ideas que funcionar para refrigerar nuestra placa Raspberry Pi, trucos que están comprobados y que funcionan de manera eficaz, además no necesitarán mucho dinero ni tiempo para realizarlos, por lo que cualquiera podrá aplicarlos a su Raspberry Pi.

Disipadores

Ya con los últimos modelos, varias empresas relacionadas con el Hardware Libre decidieron lanzar kits con disispadores que hacen que los componentes de Raspberry Pi no se calienten tanto. Estos kits son muy eficaces pero también hay que decir que son difíciles de instalar pues se hace mediante la pasta térmica. La pasta térmica es un gran aglutinante pero conduce muy bien el calor por lo que si colocamos mal la pasta, podemos hacer que el calor queme el circuito o el componente, por ello lo tiene que hacer una persona que sepa utilizar la pasta térmica.

Hemos dicho que existen kits que se pueden vender, pero también podemos conseguir estos disipadores reciclando una vieja tarjeta gráfica, para lo cual tendremos que quitar los radiadores que están en los chips, esos radiadores los podremos utilizar como disipadores, pero tienen que tener la misma forma que los chips de Raspberry Pi, sino el efecto será el contrario al que deseamos.

Ventiladores

Los ordenadores tradicionales siempre han utilizado un ventilador para enfriar las piezas de Hardware, un método simple y muy funcional. Esto lo podemos aplicar a Raspberry Pi. Para esta función viene muy bien los ventiladores pequeños de 4 cm de diámetro.

Son ventiladores muy económicos que se pueden instalar sobre las chapas del puerto ethernet y usb y ofrecer una manera alternativa para refrigerar nuestra Raspberry Pi. Respecto a la fuente de energía, estos ventiladores se pueden conectar al puerto GPIO de Raspberry Pi.

Reducir la potencia

Sí, se que para muchos de vosotros puede sonar a molestia, pero es efectivo. Existen varios métodos de software que nos permite hacer un escalado de frecuencia. Un escalado de frecuencia reduce la potencia máxima del procesador lo que hace que se consuma menos y también genere menos calor de lo debido. Este método tiene el contra de hacer menos potente a Raspberry Pi pero alargamos la vida útil de la placa SBC.

Conclusiones

Estos métodos son los métodos más eficaces y más conocidos que existen, pero esto no significa que otros métodos no valgan o no existan. Pero son más costosos de lo normal.

Te puede interesar

Escribe un comentario