Air Robotics es la primera empresa privada del mundo en tener permiso para volar drones autónomos comerciales

Air Robotics

Muchas son las empresas que a día de hoy pugnan por conseguir un permiso oficial para poder trabajar con drones completamente autónomos, entre ellas, por ejemplo, tenemos a Amazon, que recientemente consiguió permiso para realizar una serie de pruebas en Estados Unidos, Google, DHL… Lejos de grandes nombres, hoy nos enteramos de que ha sido nada menos que Air Robotics, una empresa israelí, la primera en conseguir poder comenzar a trabajar con drones comerciales completamente autónomos.

Para conseguir este hito, lejos de dar mucha propaganda a sus servicios, los dirigentes de Air Robotics optaron por todo lo contrario, trabajar de forma silenciosa con la administración para así conseguir desarrollar una legislación, desarrollar sus drones acorde a la misma y pasar todas las pruebas. Después de todo esto, la Autoridad de Aviación Civil de Israel concedió a Air Robotics la primera certificación en el mundo para volar drones sin un piloto, algo que ayudará notablemente a seguir trabajando y evolucionando sus aeronaves.

Air Robotics planea expandir su proyecto a todo tipo de empresas en el mundo entero.

En un primer momento, tal y como señalan los responsables de la empresa israelí, esta autorización ayudará a solucionar muchos de los problemas que puede tener la industria de los drones como pueden ser los altos costes en cuanto a logística relacionados con las actuales operaciones realizadas con estos aparatos así como con el entrenamiento largo y costoso de los controladores.

Tres han sido las aplicaciones que han recibido autorización por parte de la administración para poder trabajar de forma autónoma. Entre ellas encontramos el dron Optimus, un modelo con autonomía de 30 minutos capaz de transportar cargas útiles de hasta un kilogramo de peso, una estación base totalmente automatizada para que el drone pueda aterrizar, despegar e intercambiar sus baterías y por último el software que permite a cualquier usuario autorizado el poder controlar de forma manual el dron de una forma muy sencilla y rápida.

Entre los clientes que ya han confiado en Air Robotics y su plataforma autónoma destacar a Intel en Israel e Israel Chemical o a la empresa australiana South 32. De momento estas son las tres grandes multinacionales que han confiado en esta tecnología aunque, tal y como anuncian desde Air Robotics, la empresa está buscando expandir las operaciones en todo el mundo gracias a que, al parecer, también poseén una autorización por parte de la administración estadounidense.


Categorías

Drones

Juan Luis Arboledas

Profesional de la informática muy interesado por el mundo de la robótica y el hardware en general desde muy temprana edad, algo que me ha... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *