Haz tu propia cámara estenopeica

La fotografía estenopeica tiene su público, y para ello se necesita un dispositivo o cámara con unas características muy particulares y diferentes a las de una cámara convencional. Si estás pensando en crear una cámara estenopeica casera o tienes curiosidad por conocer este tipo de aparatos, te lo explicamos todo detalladamente en esta guía. Tanto qué es una cámara estenopeica como también el procedimiento para crear una por ti mismo paso a paso.

La cámara estenopeica es aquella que no tiene sistemas ópticos como otras cámaras, es decir, carece de lentes u objetivos basados en la refracción de la luz. En vez de eso, simplementen tienen un orificio que es el encargado de formar la imagen. Ese orificio se conoce como estenopo y hace que la imágen se vea de una forma muy peculiar al prescindir de esa óptica.

Un poco de historia

Imagen invertida al pasar la luz a través de agujero

A pesar de que las cámaras fotográficas son mucho maś recientes, la historia de este tipo de sistemas se remonta al año 500 a.C., cuando los griegos Aristóteles y Euclides escribieron acerca de “cámaras estenopeicas” naturales. En realidad no tenían cámaras o dispositivos de ese tipo, evidentemente, pero sí que observaron algo curioso cuando la luz pasaba a través de algunas rendijas o tejidos como el de las cestas o entretejidos de hojas en aquella época.

Más tarde, un científico inglés llamado David Brewster, fué quien comenzó a practicar la primera fotografía estenopeica que se conoce. Eso sucedería en la década de 1850, momento en el que el propio Brewster también acuñaría el término pinhole que también se usa en inglés para denominar a las cámaras estenopeicas. Desde entonces, poco a poco se ha ido extendiendo y desarrollando hasta nuestros días…

Ideas para tu cámara estenopeica:

El hecho de que una cámar estenopeica no necesite de lentes ópticas avanzadas o dispositivos como los sensores CCD o CMOS de las modernas cámaras, hace mucho más sencillo poder crear una cámara casera con materiales cotidianos, baratos y de forma bastante sencilla como vamos a comprobar aquí.

Para construir la cámara se puede hacer de diversas formas. Aquí vamos a explicar la manera más sencilal y barata de hacerlo, pero también te damos algunas ideas para que puedas mejorar el diseño si quieres:

  • En vez de usar una caja de cartón, puedes crear una caja con madera y tallarla por fuera a tu gusto e incluso crear un diseño que se asemeje a una cámara clásica para darle un toque vintage a tu diseño. La base puede ser la misma que en el diseño que mostramos aquí, pero esos adornos la dejarán algo más vistosa.
  • Si cuentas con una impresora 3D, eso sería fantástico, porque podrías crear tu propio diseño por ordenador como te guste y luego imprimirlo en plástico con tu impresora 3D para que sea mucho mejor. Puedes simular la forma de una cámara antigua o de una moderna, e incluso crear una forma totalmente diferente a una cámara (que simule un libro, una TV a escala, un baúl pequeño,…). Eso queda a tu elección…
  • Puedes usar también cualquier otro material que se te antoje, como metal, papel maché, etc.

Dándole un diseño atractivo no solo servirá como cámara, sino también como un adorno.

Materiales necesarios:

Materialespara construir la cámara estenopeica

Para poder crear tu primera cámara estenopeica no necesitarás un gran desembolso de dinero, sino que se puede hacer con materiales reciclados y muy baratos que todos tenemos en casa:

  • Una caja pequeña de cartón o un cartón grande que puedas plegar y pegar para crear una forma de caja cerrada.
  • Un carrete fotográfico nuevo de 35mm. En él se quedarán plasmadas tus fotos para luego poderlas revelar.
  • Un carrete usado de 35mm que usaremos como dispositivo para extraer la tira de carrete nueva.
  • Una lámina de metal, como papel de aluminio de cocina, una pequeña chapa de hojalata, o incluso una lata de refresco vacía para cortar una lámina metálica. Si usas papel de aluminio de cocina, ten cuidado de no arrugarlo, las arrugas estropearán todo.
  • Cinta aislante negra. Importante que sea negro.
  • Aguja de coser lo más fina posible o un punzón o puntilla para agujerear la lámina de metal. El diámetro ideal es de 2mm aprox. Cuanto más pequeño, más nítidas serán las imágenes, aunque pueda parecer lo contrario…
  • Tijeras y cúter para cortar.
  • Pegamento para cartón si has optado por crear tú la caja con láminas de cartón. Ya sabes que si usas otro tipo de material, como madera, deberás usar un pegamento adecuado, como cola de carpintero, etc.
  • Lápiz, rotulador y regla para hacer las medidas para los cortes.
  • Rulador indeleble negro.

Con eso tendrás todo lo necesario para crear la cámara estenopeica como mostramos en el apartado siguiente…

Cómo crear una cámara estenopeica:

camara estenopeica terminada

Ahora vamos a por el diseño base que puedes usar para crear tu primer prototipo y mejorarlo con las ideas que te damos en el apartado anterior. El procedimiento paso a paso es:

PASO 1: Cortar la lámina metálica

lamina metalica con agujero en el centro

Primero vamos a cortar la lámina metálica, ya sea de papel de aluminio (recuerda no arrugarlo) o cortar un trozo de metal de una lata de refresco. Si es una lata de refresco, haz un agujero en la superficie e introduce por él la punta de unas tijeras y corta un recuadro de unos 2.4×2.4cm. Se corta fácil.

Luego, con la aguja, puntilla o punzón, haz un pequeño orificio en el centro. No debe ser grande, recurda que simplemente es un pequeño agujero para que pase la luz y sirva como objetivo de la cámara.

PASO 2: Preparar la caja

Caja de cartón con agujero para poner chapa

Puedes hacerlo de diferentes formas, si has optado por crear tú mismo la caja de cartón porque no encuentras una caja a medida, puedes ir cortando y montando la caja. Pero si has encontrado alguna caja de algún objeto que hayas comprado recientemente, puedes trabajar directamente con ella. Las dimensiones deben ser las justas para que pueda albergar los dos carretes separados dentro y un hueco central para la chapa metálica. No tiene que tener unas dimensiones concretas…

Recuerda que debe quedar bien tapada para que no entre luz más que por el agujero de nuestra cámara. Por tanto, asegurate de que la tapa cierra bien. Si no es así, puedes sellarla con cinta aislante para evitar que entre luz por la tapa. Por el momento debes dejarla destapada para seguir trabajando en ella. Básicamente en una de sus caras debes hacer una pequeña apertura de 1x1cm como se aprecia en la imagen. Ese será nuestro objetivo.

Otra posibilidad es usar una caja de cerillas vacía, de las grandes. Dentro no caben los carretes evidentemente, pero se pegaran a los laterales de la caja. Para ello puedes extraer el “cajoncito” que tiene dentro la caja de cerillas y que albergaba las cerillas y dejar solo el cuerpo de la caja. A ambos extremos pones los carretes de tal forma que el carrete pueda fluir de un rollo a otro pasando a través de la caja y en una de las caras de la caja cortarás el agujero para añadir la chapa metálica…

PASO 3: Poner el objetivo y obturador

Pon la chapa metálica por la cara interior de la caja de cartón (imagen 1), fíjala con cinta aislante (imagen 2) por la zona interior asegurándote de que no tapas el agujero del centro. Luego vamos a poner por fuera nuestro obturador casero (imagen 3), simplemente podemos usar un trozo de cinta aislante que tape completamente la luz que pasa a través del orificio de la chapa metálica. Puedes usar un trozo de cartón cubierto de cinta negra y pegarlo por los lados con esta cinta. Tapa cuanta superficie metálica puedas con la cinta para evitar posibles reflejos.

Pon el obturador pegado por la zona de abajo, y así cuando lo abras quedará colgando por su propio peso. Si lo pones en la zona de arriba tendrás que sujetarlo constantemente durante el tiempo de exposición y puede ser incómodo. Recuerda también que cuando la cinta pierda su pegamento y ya no pegue, deberás irla renovando. O si lo prefieres, puedes usar otro dispositivo permanente como una pequeña visagra y un cierre de madera más trabajado o hecho con la impresora 3D, etc.

 

Otra idea es usar una lámina de cartón con un agujero para dejar pasar la imagen a la chapa metálica, como en las imágenes superiores. Pegar los extremos del cartón con cinta al cuerpo de la caja alineando el agujero con el de la chapa metálica y luego cortar un recorte de cartón que podamos introducir entre el cartón agujereado y la chapa para cerrar o abrir más cómodamente nuestro obsturador.

PASO 4: Poner el papel fotográfico o carrete

papel-fotografico

Ahora es el momento de poner el material con el que vamos a captar la imagen. Si es un carrete, pon el carrete nuevo en un lateral de la caja. Debes trabajar a oscuras para que no se revele. Saca un trozo de carrete y pégalo al carrete gastado o viejo, así podrás ir girando el carrete viejo para ir extrayendo carrete nuevo para que vaya pasando por la zona central donde será impreso con la luz que entre por la apertura de la chapa.

 

Es decir, debes simular el sistema de una cámara de fotos convencional, dejando el carrete nuevo a un lado, pasando un trozo de carrete por la zona central de la caja de cartón y en el otro extremo usar el carrete viejo vacío como método para ir enrollándo y pasando el carrete nuevo conforme vas haciendo fotos… Puedes usar dos chapas que se usan para abrir las latas de refrescos como asas para cada uno de los carretes y que queden por fuera de la caja de cartón para poderlos girar desde el exterior… Recuerda que no debe entrar la luz.

En el caso de usar un papel fotográfico, el procedimiento será similar, solo que tendrás que pegar el papel en la cara trasera interna de la caja, es decir, la opuesta a la que tiene la chapa para que la luz impacte directamente con el papel o carrete y así pueda grabarse.

PASO 5: Cierra la caja

Cierra la tapa de la caja una vez todos los elementos están en su lugar. Recuerda evitar que entre luz dentro para que no se revele el carrete o estropee las fotos. Si la tapa no cierra bien, usa cinta aislante para sellar las rendijas.

Cómo sacar una fotografía:

Foto con cámara estenopeica

Para tomar una fotografía, es bastante sencillo, simplemente sigue estos pasos:

  1. Pon la cámara estenopeica en una superficie estable y plana apuntando hacia el paisaje o lo que sea que quieras capturar. Puedes incluso conseguir un trípode para llevarla donde queras. Es importante que esté completamente inmóvil debido a la sensibilidad de este tipo de cámaras, de lo contrario no saldrá bien la foto.
  2. Ahora viene lo más complicado, ya que deberás experimentar cuál es el tiempo de exposición óptimo para ti. Hay cámaras que usan también papel fotográfico en vez de carretes de fotos. En el caso del papel fotográfico, el tiempo de exposición podría ser de unos minutos, pero en el caso del carrete es mucho más rápido y con unos segundos bastará. Es decir, te aconsejo que experimentes con algunas fotos primero y veas al revelarlas cuál queda mejor. Apunta en un papel los tiempos que has tomado para cada una y luego, la que mejor haya salido, ya sabrás cuál es el mejor tiempo de exposición. Recuerda que según el ISO de la película o carrete, también puede cambiar. Por ejemplo, para una ISO 400 podría ir de 2 a 12 segundos, mientras que para un ISO 100 podría multiplicarse por cuatro, es decir, de 8 a 48 segundos, y así sucesivamente. Te aconsejo que también pruebes con diferentes iluminaciones, por ejemplo, si haces la foto en el exterior no será lo mismo que en el interior o si hay focos, etc., ya que mientras más luz haya, menor será el tiempo de exposición. Por eso esos rangos de segundos, varia en función de la iluminación ambiental. ¿Cómo se realiza la exposición? Mira el paso 3…
  3. La exposición se lleva a cabo simplemente abriendo la solapa del obturador que hemos creado para dejar que la luz entre por el orificio de la chapa metálica que hemos creado y se imprima en el carrete fotográfico. Debes hacerlo con cuidado para no hacer vibrar o mover la cámara. Si quieres superponer varias imágenes en la misma porción de carrete, es decir, en la misma fotografía, puedes dejar el carrete tal cual y cerrar el obturador, apuntar hacia la otra imagen que quieres captar y superponer sobre la anterior, abrir el obturador y volver a esperar el tiempo de exposición. Pero recuerda que es importante cerrarlo antes de mover la cámara hacia el siguiente objetivo…
  4. Pasado el tiempo de exposición, vuelve a cerrar la solapa del obturador. La imagen ya debe haber quedado plasmada en el carrete o papel fotográfico.
  5. Puedes usar los rollos de carrete para ir enrollando el carrete nuevo hacia el viejo que usaremos como extractor y así pasar para poder realizar una nueva foto si quieres.
  6. Una vez hayas consumido el carrete nuevo, puedes revelarlo en un estudio fotográfico o llevarlo a un fotógrafo para que lo haga, si no cuentas con una sala oscura y todo lo necesario…

Y ya tendrás tus fotografías listas

¿Cómo revelar fotos?

habitacion para revelar

Si quieres revelar las fotos por ti mismo, y no encargarlo a un estudio de fotografía profesinal, puedes si tienes los siguientes materiales que encontrarás en tiendas de fotografía especializadas:

  • Habitación oscura con luz roja para evitar el revelado como la que usan los fotógrafos. Puede ser también luz LED como los de las lúces de seguridad, etc.
  • Una ampliadora
  • Recipientes para los químicos
  • Químicos (un líquido revelador, agua como baño de paro, y un fijador)
  • Tendedero y pinzas para colgar las fotos
  • Toallas o trapos
  • Una lámina de vídrio

El procedimiento para el revelado:

  1. Ve a la habitación oscura destinada al revelado.
  2. Llena un recipiente con unos 5 cm de revelador, otro con la misma cantidad de agua y otro con la solución fijadora.
  3. Ahora sacamos el carrete de nuestra cámara. Recuerda que cualquier luz blanca destruirá las imágenes.
  4. Con una ampliadora puedes transferir los negativos a un papel fotográfico eligiendo el f adecuado para generar franjas de diferentes brillos. Si has usado papel fotográfico directamente para tu cámara estenopeica en vez de carrete, puedes omitir este paso.
  5. Sumerge, con ayuda de unas pinzas para no tocarlo, el papel fotográfico en el líquido revelador. Mueve un poco el recipiente para que el líquido corra por la superficie adecuadamente. Una vez veas aparecer la imagen, puedes retirarlo. Ten en cuenta que en una habitación con luz, la imagen parecerá un poco más oscura que como aparece en la habitación oscura.
  6. Con las pinzas, extrae la foto cuando ya se vea la imagen en ella e introdúcelo en el recipiente con agua, es decir, para darle el baño de parado. El agua debe estar a temperatura ambiente.
  7. Luego usamos las pinzas nuevamente y pasamos la foto al recipiente con el fijador. Lo dejaremos allí 2 minútos.
  8. Vuelve a enjuagar la foto con agua otros 2 min.
  9. Tienda la foto en un tendedero con unas pinzas de ropa de una esquina y espera a que seque completamente. Para acelerar el proceso puedes usar una secadora de pelo.
  10. Repite el procedimiento con todas las fotos que necesites revelar…

Una vez terminado el trabajo, puedes encender la luz normal en la habitación y habrás terminado tu trabajo.

Fuentes:

Instructables – How to Make a Pinhole Camera

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.