Científicos australianos consiguen desarrollar una nueva metodología para la impresión 3D de hormigón

hormigón

Uno de los grandes puntos que todavía parecen estar pendientes en la impresión 3D es precisamente el de que esta tecnología se pueda utilizar en el mundo de la construcción de una forma mucho más fluida, natural y sobre todo eficiente. A modo de detalle comentarte que, a pesar que a ya se utiliza, lo cierto es que tan sólo se pueden construir eficicios con muy pocas plantas y de determinada dimensión, de ahí que su uso no se haya implantado de forma masiva.

Esto podría cambiar drásticamente si tenemos en cuenta la nueva metodología que ha sido desarrollada por un grupo de ingenieros de la Universidad de Swinburne (Australia). La se basa en utilizar la impresión 3D de hormigón utilizando para ellos cemento y geopolímero aglutinante, una nueva tecnología que, según expertos, tiene el potencial de cambiar la forma en la que utilizamos el hormigón en la construcción.

Gracias a esta nueva metodología se podrá utilizar hormigón en impresión 3D de una forma mucho más natural

Teniendo en cuenta las declaraciones realizadas por el profesor Sanjayan, director del Centro y profesor de Estructuras de Hormigón en la Universidad de Swinburne:

Hemos realizado con éxito las primeras carreteras en este área usando separadamente cemento Portland y geopolímeros como aglutinantes en máquinas de impresión 3D.

Los diseñadores de ingeniería y arquitectura están actualmente limitados a diseños rectilíneos debido a los requisitos de los sistemas de encofrado.

La impresión 3D proporcionará la libertad de producir un componente estructural independiente de la forma. Tiene el potencial de hacer un gran cambio en el control de calidad en la automatización de la construcción, ya que las máquinas son mejores para realizar tareas repetitivas con alta precisión.

Al elegir las distribuciones correctas de tamaño de partícula y los métodos de deposición de aglutinantes, hemos demostrado cómo superar los diversos obstáculos técnicos.

También hemos demostrado -continúa- que los geopolímeros producidos a partir de subproductos industriales son una alternativa sostenible al sistema de cemento Portland y son más adecuados para el proceso de impresión 3D, así como que los métodos de post-procesamiento pueden aumentar las fortalezas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *