Cómo instalar y hacer que funcione Mycroft en Raspberry Pi

Dispositivo Mycroft

Parece que todo el mundo quiere tener un asistente virtual en casa. Una herramienta que le ayude no solo a poner música ambiente sino que también pueda reservar entradas a espectáculos o sencillamente apagar las luces de la casa con solo un comando de voz.

Google, Amazon, Samsung, IBM, Microsoft,  son algunos de ejemplos de empresas que han lanzado un asistente virtual, pero todos tienen el mal de depender de una gran empresa. Pero no todos son así, existe Mycroft, un asistente virtual que nació para Gnu/Linux y que puede funcionar en Raspberry Pi, siendo fácil y económico de conseguir.

Primero hemos de obtener todos los componentes necesarios que son los siguientes:

  • Raspberry Pi 3
  • Tarjeta microsd
  • Cable microusb
  • Altavoces USB
  • Micrófono USB

Si tenemos esto, antes de encender nada, hemos de ir a la web oficial de Mycroft. En ella tendremos varias imágenes de instalación para Raspberry Pi 3. En este caso elegiremos la imagen llamada PiCroft. Esta imagen está construida para Raspberry Pi 3 y se basa en Raspbian. Una vez que hemos descargado la imagen de instalación, la grabamos en la tarjeta microsd. Para ello podemos usar cualquier programa con este fin; un programa eficaz y gratuita para esta tarea es Etcher.

Una vez que tengamos grabada la tarjeta microsd, hemos de montar todo y encender la Raspberry Pi. En este caso conviene conectar también el teclado para las configuraciones posibles que Raspbian nos pueda preguntar como la contraseña del Wifi o cambiar el usuario y contraseña del usuario root.

La imagen que hemos grabado tiene unos asistentes de configuración que nos guiarán en todo proceso, por lo que la configuración de los altavoces USB, del micrófono así como del asistente Mycroft será cuestión de tiempo. Pero antes necesitamos una cuenta en Mycroft, esta cuenta se podrá conseguir en la web oficial de Mycroft, una cuenta de usuario que servirá para almacenar vía cloud nuestras preferencias o gustos. Tras esto, veremos como un asistente virtual como Mycroft puede hacer muchas cosas por nuestra casa y por poco dinero.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *