Cómo solucionar Dirty Cow en Raspberry Pi

Dirty Cow

En los últimos días ha salido una actualización del kernel de Gnu/Linux que anunciaba el fin de un bug que ponía en peligro la administración del sistema y del equipo en cuestión. A este bug se le ha nombrado con “Dirty Cow”, un bug casi histórico que se aprovechaba de la función write-to-copy que tenía el propio kernel.

Dirty Cow ha sido solucionado y poco a poco está siendo erradicado de las principales distribuciones Gnu/Linux, pero ¿ cómo hago para solucionarlo en el sistema operativo de mi Raspberry Pi?

La solución es bien sencilla pues al estar en el kernel, bastará con actualizar el kernel para solucionar el bug, pero no todas las distribuciones tienen el kernel actualizado. Algunas de las distribuciones más famosas para Raspberry Pi aún no tienen solución a este error aunque se espera que sea solucionado rápidamente.

Cómo soluciono Dirty Cow si tengo …

  • Ubuntu: En este caso ya está solucionado y en una actualización próxima estará automáticamente solucionado.
  • Debian o Raspbian: En este caso hemos de abrir la terminal y escribir lo siguiente:
sudo apt-get update sudo apt-get install raspberrypi-kernel
  • Fedora o Pidora: Esta distribución tendrá una nueva versión dentro de muy poco tiempo, así que tendremos de una manera rápida el problema solucionado: actualizando el sistema.
  • Arch Linux: Arch Linux es una distribución rolling release por lo que actualizando el sistema con Yaourt tendremos el nuevo kernel con el bug corregido.
  • Slackware: Esta distribución aún no está actualizada y la única función para no tener Dirty Cow es compilando e instalando la nueva versión del kernel desde el código fuente.

Estas son las principales distribuciones que tienen una versión para Raspberry Pi y que seguramente estaréis utilizando. Y si no tenéis éstas o no os preocupa el asunto, pensad que el problema puede ser muy importante si utilizáis funciones de servidor o de administrador de sistema, pues Dirty Cow permite que cualquiera se aproveche de vuestro sistema, así que ¡intentad solucionarlo!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *