Desarrollan un método para trabajar con silicona en una impresora 3D de escritorio

silicona en una impresora 3D

Un grupo de estudiantes de la Universidad de Delft (Holanda), ha conseguido diseñar y desarrollar un método con el que conseguir que cualquier impresora 3D de tipo FFF de escritorio pueda trabajar con un material tan codiciado últimamente como es la silicona. Para eso, en primer lugar destacar que hay que realizar una serie de modificaciones en la arquitectura de nuestra máquina para, posteriormente conseguir, tal y como se ha demostrado en la Feria de la Ciencia celebrada en la conocida universidad, proceder a utilizar la técnica bautizada por ellos mismos como ‘UltiCast‘.

Uno de los primeros pasos para utilizar esta técnica radica en la necesidad de crear un molde de plástico soluble o PVA. Este molde será rellenado de silicona de forma simultánea durante todo el proceso de fabricación. Una vez la silicona se ha curado, el objeto se introduce en agua y el plástico se diluye dejando tan sólo la pieza de silicona. Para conseguir un prototipo de esta peculiar tecnología, los estudiantes han tenido que modificar ellos mismos una impresora 3D Ultimaker a la que han añadido un sistema de dispensión de silicona y el software de control de este.

Gracias a este método cualquier podrá crear objetos con silicona a partir de una impresora 3D de tipo FFF.

Tal y como ha comentado un portavoz del grupo de estudiantes, la idea para este proyecto radica en la necesidad de buscar una forma de fabricar elementos robóticos blandos, principalmente pensados en prótesis de manos, donde disponer de dedos artificiales con cierta elasticidad permite que éstas ofrezcan un mejor rendimiento al usuario, en comparación con las prótesis rígidas.

Como puedes ver en el vídeo que hay situado justo bajo estas líneas, la verdad es que las posibilidades que ofrece este proyecto son bastante amplias ya que, si vamos un paso más allá, dentro de la estructura de silicona incluso se podrían crear partes rígidas que funcionen cual esqueleto. De momento, la primera aplicación que han conseguido crear es una especie de guante robótico que ha sido diseñado específicamente para ayudar a personas con artritis, parálisis local, capacidades de movimiento limitadas o en procesos de rehabilitación.


Escribe un comentario