Haz tu propio drone de carreras

DRone de carreras

Las carreras de drones cada vez son más populares, de hecho, cada vez existen más competiciones oficiales de este tipo de aparatos. Eso ha incentivado que los corredores aficionados crezcan en número. No obstante, conseguir un buen drone de carreras podría ser caro si queremos uno Pro, pero con el DIY, nos podemos montar nosotros mismos un drone de carreras a un precio bastante asequible.

Para ello existen muchas posibilidades ya en la red, algunos tutoriales que nos enseñan cómo montarnos nuestro propio drone, otros que nos muestran comparativas de los mejores drones para carreras, etc. La verdad es que las posibilidades son bastante amplias, incluso podrías comprar un drone bueno y prepararlo tú mismo para la competición, que es donde nos vamos a centrar en este artículo para hacerlo algo más genuino.

¿Qué necesito?

gafas FPV de DJI

Bien, para tener un buen drone de carreras principalmente te debes centrar en tres campos:

  • Disponer del mejor sistema de control posible. Poder manejar el drone de forma adecuada puede marcar la diferencia entre ganar o perder una carrera.
    • Algunos sistemas de trasmisión no tienen un largo alcance, por lo que cuando el drone se aleja podríamos quedarnos a ciegas, otros no tienen gran rendimiento y nos pueden transmitir imágen en tiempo real que se corta o haber retrasos, lo que terminará con un mal pilotaje. Por eso, te recomiendo elegir un buen sistema de control. A ser posible con gafas FPV para ver como si estuvieses dentro del drone en vez de usar los controles por smartphones o mandos con pantalla…
    • El tiempo de respuesta del sistema de control debe ser lo más bajo posible, para contar con una respuesta mucho más inmediata cuando lo estemos controlando. Un retraso podría terminar con un drone fuera de control durante unos instantes de tiempo…
    • La frecuencia de refresco del vídeo para el FPV debe ser lo más elevada posible. Si los frames de la pantalla no se actualizan con suficiente frecuencia, aunque todo lo demás sea muy veloz, obtendrás siempre una imagen algo desactualizada.
    • Además del alcance, es recomendable que la tecnología de conexión WiFi más avanzada y a ser posible en una banda 5 Ghz menos saturada que la de 2.4 Ghz. La de 2.4 Ghz puede llegar más lejos cuando hay obstáculos de por medio, ya que el nivel de absorción de este tipo de frecuencias es menor que en las frecuencias más altas, pero en el exterior donde no suele haber obstáculos y se debe transmitir el vídeo al instante, mejor usar estándares IEEE 802.11ac con más velocidad y ancho de banda (mínimo 802.11n). Agregaría también el tema de antenas integradas, mientras más mejor cobertura…
  • Los motores son también muy importantes, ya que si no disponemos de unos motores potentes que impulsen el drone rápidamente, de poco nos servirá tener el mejor sistema de control, nos terminarán ganando por velocidad los otros. Aunque lo normal son los motores brushless, no deberías comprar otro tipo de motor que no sea de este tipo.
  • Por último, el otro factor crítico es el peso y aerodinámica. Si tenemos un drone con un peso elevado o una mala aerodinámica que genere gran drag o resistencia al avance, los motores potentes poco podrán ayudar. Por eso, tal vez deberías replantearte aligerar el drone al máximo y prescindir de cámaras grandes, soportes externos (mejor integrar la cámara dentro del carenado), y usar materiales lo más ligeros posibles, como la fibra de carbono.

Ahora vamos a ver cómo podemos crear el drone

Opciones para crear el drone de carreras:

Ya he comentado, que puedes proceder de diferentes formas. Según tus posibilidades o lo que realmente necesites, puedes hacerlo de muchas maneras.

Comprarlo:

Kit para drone de carreras

Una de las posibilidades más cómodas, pero también menos divertidas para los makers, es comprar tu racing drone. Pero dentro de esto podemos diferenciar también entre:

  • Comprar un drone de carreras ya preparado. Esta opción solo sería válida para los que ya sepan volar un drone normal y tengan bastante agilidad. No recomiendo a un principiante comprar un drone de carreras o lo acabará estrellando a la primera de cambio debido a la alta velocidad que consiguen. Nuevamente nos deja dos posibilidades:
    • RTF (Ready To Fly): un drone ya preparado para volar, es decir, totalmente completo y funcional para que lo saques de la caja, lo calibres y te pongas a pilotar sin más.
    • ARF (Almost Ready to Fly): casi preparados para volar, son chasis que vienen con casi todo y solo necesitan de cierto montaje para personalizar algunos detalles a gusto del piloto. Esto es mejor para los más experimentados o manitas. Unos buenos conjuntos de este tipo podrían ser:
      • XCSource Combo Kit
      • EMAX Nighthawk 280.
  • Comprar un drone normal y prepararlo: podemos comprar un drone normal, como los de Parrot, DJI, etc., y modificarlo nosotros mismos para que sea más ligero y mejor para las carreras, aunque esto entraría dentro del siguiente apartado…

DIY:

DJI Phantom

Hazlo tú mismo comprando las partes partes por separado o modificando a un drone ya existente con mejoras para prepararlo para una carrera. En este caso puedes hacer lo siguiente:

  • Hacer el drone desde cero o con ayuda de un kit ARF:
  • Modificar un drone para transformarlo en un drone de carreras es otra cosa bien distinta a fabricarlo desde cero o casi desde cero. Quizás esta sea la parte más crítica, porque debemos estar muy seguros de lo que hacemos para no convertir un drone funcional en un trasto sin utilidad. Algunos de los consejos que te daría teniendo en cuenta los tres puntos que cité anteriormente son (recodremos):
    • Sistema de control: si tenemos un drone caro, no tendremos demasiado problema en este sentido más que buscar unas gafas FPV. Pero si el drone no es muy allá en este aspecto, quizás deberíamos busar mandos o sistemas algo mejores para sustituirlo. El problema en este sentido es la compatibilidad de la circuitería del propio drone si no es modular, ya que no sería compatible con sistema de terceros. Por eso es importante elegir una buena base, un buen drone sobre el que construir nuestro racing drone.
    • Motores: tal vez los motores que tenga el drone ya sean buenos, y posiblemente debemos pasar al siguiente punto para conseguir más velocidad y agilidad, pero en el caso de que no sean motores potentes, te recomiendo que pienses en comprar motores de competición que deben tener un peso bajo, fiabilidad, eficiéncia (medida en g/W, es decir, relación entre el peso del motor y la potencia generada), torque motor y unas altas RPM, así como sistema brushless en vez de los brushed. Por orden, los mejores motores serían:
    • Peso y aerodinámica: deberías pensar en el drone casi como en un monoplaza de motorsport, como un F1:
      • Aligerar el drone quitándo todo aquello que no sea imprescindible, como soportes (de cámaras, apoyo,..), adornos, etc. También puedes sustituir el plástico exterior e incluso el chasis interno por uno de un material más ligero como podría ser la fibra de carbono que puedes encontrar en tiendas como Amazon. Los motores, si son pesados y aportan poca potencia también deberías eliminarlos y colocar en su lugar unos como los que hemos citado en la lista anterior.
      • Aerodinámica. Yo eliminaría cualquier obstáculo no carenado como las cámaras y soportes externos como las que tienen los DJI Phantom, entre otros, y optaría por insertar una cámara ligera y pequeña centrada entro del carenado ligero de fibra de carbono. Los brazos que van hacia los motores de los cuadricópteros son otro poblema grande, ya que suelen ser gruesos y presentan bastante resistencia, el cuerpo del drone también lo es. Por eso, podrías pensar en ajustar más el nuevo carenado para que tenga un perfil bajo con poca resistencia y así ayudar a los motores a conseguir mayor velocidad. Agregar formas aerodinámicas ayudará, o podrías inspirarte en la naturaleza, en las formas de los picos y alas de las aves más veloces. Recuerda que la naturaleza es sabia. En F1 se suele usar este tipo de trucos…
      • Dinámica vehicular: algo que no he comentado y que también es muy importante es que todos los pesos estén bien repartidos en el drone. La circuitería y cámara debes situarlas en una zona lo más centrada posible y baja, de esa forma bajas el pundo te gravedad del drone y el reparto de pesos estará mejor. Si tienes unas partes en un lado y otras en otro, las diferencias de peso podrían hacer que el drone se pueda escorar más hacia un lado que otro, lo que dinamita la manejabilidad.

Espero haberte guiado y que este artículo te pueda servir de ayuda para esta afición…

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.