Este mono posee en su interior un vaso sanguíneo fabricado por impresión 3D

vaso sanguíneo mono

Muchos son los visionarios de futuro que desde hace muchos años ven en la impresión 3D una nueva tecnología no solo capaz de revolucionar la industria tal y como la conocemos, sino que tiene el poder de cambiar prácticamente todo el mundo. Uno de los campos donde más se está investigando todas sus posibilidades es el de la medicina donde, incluso ya se han conseguido implantar vasos sanguíneos en animales.

Este hito ha sido conseguido por Kang Yujian, científico y director general de la compañía biotecnológica china Revotek, que habrían sido los encargados de la fabricación del vaso sanguíneo y el posterior transplante en monos rhesus. Tal y como se ha comentado públicamente a través de un comunicado de prensa, al parecer los vasos sanguíneos habrían logrado regenerarse en tan sólo siete días.

Revotek consigue desarrollar un vaso sanguíneo que posteriormente ha sido implantado en varios monos.

Entrando un poco más en detalle, nos enteramos de que esto ha sido posible gracias al uso de una bio-impresora 3D desarrollada en exclusiva por Revotek. Esta hace uso de células madre mediante las cuales se pueden crear, como es el caso, un vaso sanguíneo para posteriormente ser implantado en la aorta abdominal de los monos. Al parecer, tanto la funcionalidad biológica como la estructura de esta arquitectura es la misma que la de los reales.

Tal y como ha comentado Kang Yujian, al parecer a día de hoy en Revotek han conseguido transplantar con éxito vasos sanguíneos impresos en 30 monos rhesus consiguiendo que el 100% de los ejemplares sobreviviera a la operación y pudiese continuar con sus vidas. Se espera que gracias a esta tecnología se puedan beneficiar unos 1.800 millones d emparientes con enfermedades cardiovaculares en el mundo.


Escribe un comentario