Haz de tu Raspberry Pi Zero un miniordenador conectable en formato dongle

Raspberry Pi Zero

Muchos son los proyectos bastante interesantes creados a partir de una Raspberry Pi, a todo esto hay que sumar todos los creados a partir del modelo Zero, personalmente he de reconocer que son mucho más interesantes ya que puedes hacer mucho con una tarjeta de tamaño tan reducido como esta. Comúnmente, una de los usos más comunes que se le está dando a este tipo de tarjetas es el de gestor de contenidos, imagina ahora si además puedes hacer que el tamaño sea ínfimo.

Con esto en mente hoy quiero presentarte un proyecto donde, a partir de una Raspberry Pi Zero, un usuario de la comunidad ha conseguido crear nada menos que un ordenador en formato dongle. Gracias a esto podrás crear literalmente un ordenador que puedes conectar directamente a nuestra red a través del puerto USB, algo que a fin de cuentas facilita enormemente el que pueda ser utilizado por otro ordenador que esté dentro de esa red.

Crea tu propio miniordenador conectable con una Raspberry Pi Zero.

Tal y como informa el creador de este proyecto, la idea básica es la de que, con tan sólo cuatro soldaduras en cuatro pines presentes en la Raspberry Pi Zero, puedas acoplar un conector USB. Posteriormente todo este módulo se encerrará en una pequeña carcasa con la que conseguir, además de poder afianzar y fijar correctamente todos los elementos sin que estos se muevan, ofrecer un acabado mucho más interesante a nivel estético.

Para poder trabajar con este sencillo dongle, tan sólo necesitaremos conectarlo a un ordenador. Gracias a esta acción podremos acceder a él desde nuestra red de área local y empezar a utilizarlo directamente mediante conexiones VNC o SSH de forma que, sin necesidad de conectar a la tarjeta ningún tipo de ratón, teclado o pantalla externa, podamos acceder y controlar todas las opciones. Sin lugar a dudas una forma más que interesante de poder trabajar con el dispositivo sin necesidad de cables y molestias.

Más información: Lifehacker


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *