Industria 4.0: todo lo que debes saber sobre el futuro de la manufactura

Industria 4.0

La industria manufacturera está creciendo más rápidamente que cualquier otro sector. Esto se debe, en parte, a que los puestos de trabajo en las fábricas son algunos de los pocos que quedan que no están siendo sustituidos por robots u ordenadores. La industria manufacturera es también uno de los pocos campos que quedan con un número significativo de trabajos manuales que no requieren muchos conocimientos técnicos.

Como resultado, vemos que muchas personas que hace 20 años habrían sido empujadas a otro campo, ahora eligen la industria manufacturera. Con todo este crecimiento, es natural preguntarse qué le depara el futuro a esta industria. ¿A qué temas deberían prestar atención los fabricantes? ¿Qué cambios deben producirse para que los fabricantes sigan siendo competitivos y relevantes? Este artículo responderá a estas preguntas y a otras más para que pueda estar preparado para lo que viene en el mundo de la fabricación

Historia de la industria

Industria 4.0

La historia de la industria es tan larga como la de la civilización humana. De hecho, se podría argumentar que la propia civilización es el resultado de una mayor necesidad de la industria. Por ejemplo, cuando los humanos se asentaron y empezaron a cultivar, necesitaron nuevas formas de construir, cultivar y almacenar sus alimentos. Como resultado, se inventaron cosas como el arado, el telar y la rueda. Todos ellos son ejemplos de las primeras formas de industria. Desde que la gente organizó y automatizó la producción para fabricar bienes, inventó nuevas herramientas y máquinas para hacerlo. Esta sección abarca las diferentes etapas de la industria a lo largo de la historia, desde la mecanización y la energía de vapor hasta los ordenadores y la automatización.

Industria 1.0: Mecanización y energía de vapor

La industria 1.0 fue impulsada por la invención de la máquina de vapor. La máquina de vapor es lo que permitió por primera vez que las máquinas generasen la suficiente potencia como para convertirlas en una opción viable para la producción industrial. Es también cuando comenzó la era de la mecanización, que es la conclusión lógica de cualquier revolución industrial. Cuando se puede alimentar a las máquinas con vapor, éstas son mucho más grandes y complejas que antes. También son mucho más especializadas, ya que llevaría demasiado tiempo elaborar manualmente cada pieza. La invención del telar automatizado es un buen ejemplo de ello. Al principio, el telar funcionaba con las manos de un solo tejedor. Más tarde, se utilizó una máquina de vapor para accionar el telar y así poder producir mucha más tela a la vez. Este es un ejemplo de mecanización en acción.

Industria 2.0: electricidad, producción en masa y cadena de montaje

La industria 2.0 nos trajo la red eléctrica, que permitió a las empresas funcionar con energía constante y redujo el coste de producción de electricidad. Esto hizo posible que las empresas hicieran funcionar sus fábricas las 24 horas del día. La electricidad también impulsó nuevas máquinas y dispositivos como motores, luces y ventiladores. La producción en masa es lo que realmente puso a la industria 2.0 en el mapa. La producción en masa es una cadena de montaje que fabrica el mismo artículo una y otra vez. Fue inventada por Henry Ford, el fundador de un importante fabricante de automóviles. Ford se dio cuenta de que se podía ahorrar tiempo y dinero racionalizando el proceso de fabricación de coches. En lugar de construir cada coche a mano, hizo que los trabajadores construyeran una sola pieza del coche a la vez, y luego la trasladaran a una estación diferente para que el siguiente trabajador la uniera al resto del coche. Este sistema permitía que los trabajadores no tuvieran que perder tiempo cambiando de pieza. También permitió a Ford construir coches más rápido, más baratos y con menos residuos.

Industria 3.0: informática y automatización

A medida que surgieron los ordenadores, encontraron muchos usos en la industria 3.0. Los ordenadores se utilizaron para fabricar nuevas herramientas, máquinas y artículos. También se utilizaron para controlar y gestionar diferentes procesos. Los robots industriales existen desde la década de 1950. A medida que los ordenadores se hicieron más avanzados y fiables, se utilizaron para controlar muchos de los robots de las fábricas textiles y de automóviles. Cuando los ordenadores y los robots se utilizan juntos, se llama automatización. La automatización es el proceso de utilizar ordenadores y robots para dirigir las líneas de producción. Suele utilizarse para reducir el número de trabajadores humanos necesarios para dirigir una fábrica o un proceso. La automatización es responsable de gran parte de la pérdida de puestos de trabajo en la industria manufacturera. El aumento de la automatización ha hecho que muchos trabajadores pierdan sus puestos de trabajo en las últimas dos décadas. Esto es especialmente cierto en ciertas áreas como la fabricación textil y de automóviles, donde los robots son capaces de realizar fácilmente muchas de las tareas que normalmente harían los trabajadores.

¿Qué es la Industria 4.0?

Industria futuro

La Industria 4.0, también conocida como la cuarta revolución industrial, es un concepto que describe la evolución de la fabricación en un mundo cada vez más digital. Si bien el concepto puede ser nuevo, las tecnologías que conforman el lado del «hardware» han existido durante bastante tiempo. El término fue acuñado en 2011 por ingenieros e informáticos alemanes que querían describir la próxima evolución de la fabricación. Si nos fijamos en el lado del «software», no está tan claro cuándo se produjo la revolución. Aunque estas tecnologías han estado con nosotros durante algún tiempo, no empezaron a tener un impacto hasta más recientemente. Esto se debe a que estas tecnologías tuvieron que ser adoptadas por la mayoría de los fabricantes antes de que se volvieran lo suficientemente importantes como para ser llamadas revolución. El objetivo de este concepto es aprovechar las ventajas de la fabricación digital y acabar con sus inconvenientes.

La robótica en la fabricación

Una de las tecnologías más visibles que ha surgido en los últimos años es la robótica. Los robots se han utilizado en la fabricación durante décadas, pero los avances modernos los han hecho mucho más eficaces que sus predecesores. Aunque los primeros robots industriales se introdujeron en 1961, la tecnología avanzó lentamente. No fue hasta la década de 1990 cuando la tecnología robótica empezó a tener un impacto significativo. La robótica inteligente existe desde hace una década, aunque el concepto sólo se ha utilizado en la fabricación en los últimos años. Estos robots son «inteligentes» porque pueden programarse para leer datos de sensores y escáneres, y tomar decisiones informadas basadas en estos datos. La tecnología robótica ha crecido a una velocidad vertiginosa, y se espera que estos avances continúen.

Inteligencia artificial en la fabricación

Aunque la robótica es excelente para realizar tareas repetitivas y tareas que los humanos no pueden hacer, no es útil cuando se trata de tomar decisiones más complejas. Ahí es donde entra la inteligencia artificial. El software de IA es realmente bueno para tratar datos complejos y utilizarlos para tomar decisiones informadas. Aunque la IA forma parte de la fabricación desde hace décadas, su adopción fue lenta. Por ejemplo, el primer sistema basado en IA para la fabricación se introdujo en 1964, pero no fue utilizado por muchos fabricantes hasta la década de 1990. Se espera que los sistemas basados en IA sean aún más comunes en los próximos años, con tasas de adopción que se espera que aumenten del 60% en 2017 al 85% en 2022. Esto se debe a que la IA está pasando de utilizarse para la toma de decisiones a ayudar realmente a los trabajadores a realizar su trabajo.

Realidad aumentada en la fabricación

La realidad aumentada es otra tecnología que existe desde hace tiempo, pero que solo recientemente ha empezado a tener un impacto significativo en la fabricación. Una de las mayores ventajas de la realidad aumentada es que puede ayudar a los humanos a trabajar de forma más eficiente. Los seres humanos son excelentes para priorizar tareas y trabajar en pos de objetivos, pero no lo son para procesar datos. Por eso muchos trabajadores utilizan herramientas como hojas de cálculo y bases de datos. Sin embargo, estas herramientas pueden resultar abrumadoras con grandes cantidades de datos. También pueden ser difíciles de actualizar cuando se añaden o eliminan datos. Las soluciones de realidad aumentada ayudan a paliar esta situación, ya que permiten a los trabajadores acceder a visualizaciones complejas a través de sus ordenadores, tabletas o teléfonos inteligentes. Les permite ver la visualización de datos complejos de una manera que hace que sea simple de entender y usar.

IoT en la fabricación

El Internet de las cosas (IoT) es una red de dispositivos que pueden enviar y recibir datos a través de Internet. Esto significa que un dispositivo puede enviar datos a su ordenador, o su ordenador puede enviar datos al dispositivo. Un ejemplo de esto es una máquina de café que te permite cambiar la hora y la fecha cuando suena la alarma. Estos datos pueden ser cualquier cosa, desde la temperatura actual de un dispositivo hasta el número de transacciones de PayPal realizadas hoy. Esta información puede ser útil para identificar problemas con el dispositivo, como una pieza rota en la máquina de café. También puede ser útil para entender cómo se utiliza el dispositivo. Un ejemplo de dispositivo IoT en la industria manufacturera son los contadores eléctricos. Estos dispositivos pueden utilizarse para medir la cantidad de electricidad que utiliza una máquina o un equipo.

Impresión 3D en la fabricación

La impresión 3D es un proceso en el que una máquina crea un objeto tridimensional utilizando materiales que se colocan en capas unas sobre otras. Este proceso existe desde hace décadas, pero ha evolucionado bastante en los últimos años. Uno de los mayores avances es que las impresoras 3D pueden crear objetos a partir de metal, algo que al principio era difícil. Se espera que esta tecnología crezca aún más y se generalice su uso en los próximos años. El público en general empezará a ver más productos fabricados con impresión 3D a medida que la tecnología sea más accesible.

Análisis con Big Data

Por último, tenemos la analítica de big data, que se espera que sea cada vez más importante en la industria de la fabricación. Esto se debe a que estas soluciones permiten analizar grandes cantidades de datos e identificar tendencias y patrones dentro de esos datos. Estos datos pueden ser información sobre sus clientes, como la hora del día en que es más probable que compren un producto. También pueden ser datos relacionados con sus productos y su línea de producción. Por ejemplo, puede tener una máquina que produce 100 productos al día, pero sólo vende 10 de ellos. Con el análisis de big data, puede identificar esa discrepancia y averiguar cómo solucionarla.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

English testTest CatalàTest español