La impresión 3D llega a las Fallas de Valencia

Fallas

Este año, tal y como ha comentado Sandra Gómez, concejal del Ayuntamiento de Valencia, está siendo histórico para la ciudad por varios motivos. Por un lado, después de mucho tiempo, finalmente Valencia vuelve a tener en sus Fallas una ocupación hotelera que roza el 100%. En segundo lugar, por primera vez en la historia se presenta un ninot fabricado de paja de arroz mediante una impresora 3D.

Entrando un poco más en detalle, tenemos que hablar de una silla y una Venus son los dos primeros ninots hechos de paja de arroz que forman parte de una falla municipal. Estas dos figuras han sido creadas gracias a las investigaciones realizadas por cuatro profesores de la Universidad Politécnica de Valencia con la colaboración del Ayuntamiento con el que tienen un acuerdo de investigación y desarrollo firmado a través del Centro de Innovación las Naves.

Una silla y una Venus son los dos primeros ninots de la historia fabricados por impresión 3D con paja de arroz.

Desde el consistorio municipal, concretamente el concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset:

La declaración de las Fallas como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad es una oportunidad de ser mejores aún, de buscar la excelencia; y ese es uno de los aspectos que está persiguiendo el proyecto de investigación de la Universidad Politécnica que, en pocos meses, y con la ayuda del Ayuntamiento de Valencia, está dando unos resultados excelentes. A día de hoy ya han sido capaces de realizar impresión 3D con pasta de arroz, con paja de arroz y madera de balsa, con un sistema muy sostenible, de una quema muy limpia, que estoy convencido qeu en el futuro supondrá una gran ayuda para que los artistas falleros continúen trabajando sin perder la más mínima creatividad y apostando por un modelo aún más sostenible de nuestra fiesta.

Por otro lado, Jordi Peris, concejal de Innovación, destacó:

La utilización de la paja del arroz en la realización de los ninots falleros soluciona problemas importantes, por una parte, se permite el uso de materiales que no ponen en riesgo la salud de las y los artistas y que, además, reducen la contaminación durante la combustión. Por otra parte, se da una salidad a la paja del arroz de L’Albufera.


Escribe un comentario