La impresión 3D será básica en la construcción de los rascacielos del futuro

rascacielos

Aunque parezca que hay muchas mejoras cosas que intentar hacer ver a la gente cómo podrían ser las ciudades del futuro, lo cierto es que esto nos permite, teniendo en cuerna las licencias que se puedan tomar los autores de estos proyectos, ver de una forma clara hacia dónde parece que nos llevarán los desarrollos y proyectos que se presentan prácticamente a diario. Un punto que prácticamente todos estos proyectos tienen en común es el uso de la impresión 3D.

En esta ocasión quiero presentarte el trabajo que ha llevado a cabo la empresa con sede en Nueva York, Arconic. Bajo el nombre de The Jetson, así es como han bautizado a este proyecto, nos muestran cómo piensan que podría ser una ciudad del futuro donde, quizá lo más impresionante de la idea, es la presencia de un enorme rascacielos de 5 kilómetros de altura que sería construido haciendo uso de tecnologías de impresión 3D.

The Jetsons nos muestra un futuro donde el uso de la impreisón 3D para la construcción de rascacielos sería vital.

Según sus creadores, el proyecto The Jetsons está inspirado en una serie de animación en la cual nuestra ciudad estará dotada de la más avanzada tecnología. Uno de los puntos fuertes será la impresión 3D, tecnología que nos permitiría crear un rascacielos de casi 5 kilómetros de altura con materiales autosuficientes y capaz de autolimpiarse gracias a un diseño donde se apuesta por una fachada orgánica, tecnologías de autolimpieza y tecnologías de protección energética.

Hoy día son muchos los edificios donde se apuesta por una fachada orgánica. En esta ocasión este concepto va un poco más allá ya que nos permitiría crear una estructura muy fuerte y compleja, capaz de soportar las exigencias de los climas más extremos. Las tecnologías de autolimpieza servirían para purificar el aire que hay alrededor del edificio mientras que, la tecnología de protección energética daría forma a estructuras de ventanas motorizadas capaces de crear una sala cerrada de cristal en tan sólo segundos.

Más información: Sciencealert


Escribe un comentario