La Universidad de Columbia trabaja en la fabricación de una nueva impresora 3D de comida

impresora 3D de comida

Como bien sabes, poco a poco la impresión 3D está llegando a muchos sectores del mercado donde, hasta ahora, nadie podía imaginar que una tecnología como esta podría suponer una verdadera revolución. Esto es posible gracias a personas como Hod Lipton, uno de los mayores expertos del mundo en impresión 3D y, actualmente, profesor de Ingeniería Mecánica de la Universidad de Columbia.

Teniendo en cuenta la gran experiencia en investigación de Hod Lipton no es de extrañar que su equipo esté en disposición de, como acaban de anunciar, tener listo para finales de este mismo año 2016 o, en caso de producirse algún tipo de retraso inesperado, principios de 2017, un nuevo modelo de impresora 3D de alimentos, un prototipo que, según las pocas personas que han podido verlo, tiene el aspecto de una máquina de café pero la capacidad de crear platos a partir de materiales como harinas de cereales, geles, polvos e incluso ingredientes líquidos, este último, a priori, uno de los más difíciles de tratar.

En tan sólo unos meses, Hod Lipton tendrá lista su atractiva impresora 3D de comida.

Al parecer, esta nueva impresora 3D estaría dotada de un brazo robótico dotado de nada menos que ocho ranuras destinadas a la instalación de cartuchos de alimentos congelados. De momento, los estudiantes que integran el proyecto están trabajando en la forma de conseguir instalar un elemento capaz de calentar la comida mediante infrarrojos. Tal y como ha comentado uno de los estudiantes que trabajan en el proyecto:

Fue emocionante ser capaz de diseñar los platos con el software, para ver el dibujo antes de tiempo, para ver lo que va a pasar, para hacer formas y geometrías interesantes. A medida que estas impresoras 3D mejoren, será interesante ver hasta dónde podremos llegar con estas máquinas. Por ejemplo, yo creo que va a ser muy útil en el ámbito de la salud y la nutrición, especialmente en hogares de ancianos y hospitales.


Escribe un comentario