Microlay presenta DentalFab, una impresora 3D para odontología

Microlay DentalFab

Microlay es una startup española de reciente creación cuyos principales promotores han llegado de KitPrinter3D, otra empresa española pionera en venta y fabricación de kilts de impresoras FDM, más conocida en toda Europa por ser la fabricante de SolidRay, el primer kit de impresora 3D con tecnología SLA de bajo coste. Gracias a toda la experiencia cosechada en KitPrinter3D, los fundadores de Microlay han podido crear la DentalFab, la primera impresora 3D española diseñada específicamente para satisfacer las necesidades tanto de laboratorios dentales como de las propias clínicas.

Entre las características técnicas más interesasen implementadas por Microlay en DentalFab destacar por ejemplo cómo en un tamaño bastante compacto se ha conseguido introducir todos los sistemas necesarios para ofrecer una impresora 3D veloz así como mucha precisión y resolución. Además de estas características hay que mencionar la creación de un software diseñado exclusivamente para conseguir que cualquier usuario pueda dominar el manejo de la máquina en tan sólo unos minutos.

Microlay DentalFab, una impresora 3D diseñada específicamente para laboratorios y clínicas dentales.

Su funcionamiento es muy simple, un profesional médico utilizará un escáner intraoral para crear y exporta el archivo digital de la boca de un paciente que posteriormente será creado por la impresora en unos minutos. Como no podía ser de otra manera, este archivo puede ser enviado a DentalFab bien a través de un pendrive o directamente desde una conexión WiFi local. De esta forma y tan sólo en cuestión de horas se pueden obtener prótesis calcinables, modelo, guías quirúrgicas…

A nivel hardware, destacar que DentalFab ha sido dotada de una plataforma capaz de ofrecer un volumen de trabajo de 107 x 60 x 165 mm. Gracias a su pantalla táctil con interfaz muy limpio e intuitivo es posible gestionar rápidamente todo tipo de parámetros relacionados con el uso diario de la máquina. A su vez, toda esta información puede ser gestionada desde diferentes aplicaciones disponibles para PC, Mac, tablet o smartphone.

Una de las funciones que más me ha llamado la atención la encontramos en la cámara de postprocesado instalada en esta máquina. Gracias a esto, una vez creadas las piezas con resina fotopolimerizable, mediante el uso de dos lámparas de LED UV de 9W cada una y 365nm + 405 nm, se puede conseguir un acabado perfecto. Además, gracias a su plato rotatorio, se facilita que el curado sea uniforme por toda la pieza.


Escribe un comentario