El MIT podría conseguir que la impresión 3D fuese mucho más barata

MIT

En el MIT no cesan en su trabajo de innovación y desarrollo para seguir avanzando en todo tipo de sectores tecnológicos, una prueba la tenemos en cómo un grupo de sus ingenieros han conseguido desarrollar un novedoso sistema capaz de sustituir los polímeros derivados del petróleo, un material que normalmente se utiliza en la fabricación de filamentos para impresión 3D, por un tipo de celulosa vegetal que ofrece muchas más ventajas.

Tal y como no han dudado en enaltecer desde el MIT, el empleo de este tipo de celulosa vegetal, en primer lugar, consigue que cualquier objeto fabricado con este material sea renovable y biodegradable, algo que siempre es un punto a su favor, aunque, como han comentado, también se consigue que la impresión 3D sea más económica e incluso que los resultados sean más resistentes.

Ingenieros del MIT prometen características muy interesantes en este nuevo material diseñado para ser utilizado en impresión 3D.

Como ventaja final, llama especialmente la anteción que los responsables de esta investigación alaben que este material, además, tiene propiedades antimicrobios, algo que personalmente he de reconocer que me llama especialmente la atención.

Dejando todo esto por un momento ‘de lado‘, comentarte que al parecer este grupo de ingenieros lo que ha utilizado como material base para la creación de este filamento es acetato de celulosa. Gracias a esto se consigue que el material se solidifique rápidamente. Según palabras de un portavoz del equipo:

Tras imprimir en 3D, restauramos la red de enlaces de hidrógeno a través de un tratamiento con hidróxido de sodio.

Más información: NewAtlas


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *