NASA presenta un nuevo tejido espacial “inteligente” fabricado mediante impresión 3D

Desde la Agencia Espacial de Estados Unidos, NASA, nos llega información de cómo un equipo de ingenieros acaba de conseguir desarrollar un nuevo tejido de metal avanzado fabricado mediante impresión 3D que está destinado para ser utilizado en su Laboratorio de Propulsión a Reacción. La principal idea de este nuevo tejido es que sea utilizado en todo tipo de dispositivos plegables ya que, entre sus propiedades, está el que puede cambiar de forma rápidamente.

Otro de los grandes usos que pretende dar NASA a este nuevo material pasa por la creación de una nueva generación de trajes espaciales para sus astronautas, proteger una posible nave espacial ente una lluvia de meteoritos e incluso podría llegar a servir para poder capturar objetos ubicados en la superficie de otro planeta. Como puedes ver, las propiedades de este nuevo tejido ‘inteligente‘ fabricado por impresión 3D de NASA lo hacen más que interesante para todo tipo labores.


tejido NASA

NASA nos presenta su último avance, un tejido metálico ‘inteligente’ fabricado mediante impresión 3D.

Ahora bien, ¿por qué utilizar impresión 3D para fabricar este nuevo material? Tal y como argumentan los responsables de este proyecto, gracias al uso de impresión 3D en lugar de las técnicas tradicionales de fabricación de esta clase de materiales, se puede depositar el material en capas para construir el objeto deseado, algo que a su vez sirve para aumentar la capacidad de crear materiales únicos reduciendo de paso los costes de fabricación.

Como detalle final, comentarte que este nuevo tejido es tan interesante debido, entre otras cosas, a que unen en un mismo material cuatro funciones fundamentales como puede ser la gestión del calor pasivo, resistencia a la fuerza de tracción, reflectividad y plegabilidad. Un ejemplo de lo que es capaz de hacer este material lo tenemos por ejemplo en que puede plegarse sin dejar de ser capaz de contener una fuerza o, en cuanto a la luz, por un lado el material la releja mientras que por el otro la absorbe sirviendo así como medio de control térmico.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *