Un paso más cerca de comprender cómo trabajar el Kapton con impresión 3D

Kapton

Estamos a fin de semana aunque las noticias relacionadas con el mundo de la impresión 3D no dejan de llegar. En esta ocasión quiero hablarte del último trabajo que están llevando a cabo un grupo de científicos e investigadores de la prestigiosa Universidad de Virginia Tech mediante el cual estamos mucho más cerca de poder trabajar el Kapton haciendo uso de determinadas técnicas de impresión 3D.

Como detalle, antes de continuar, comentarte que el Kapton se obtiene tras llevar a cabo un proceso muy delicado debido a su estructura molecular tan peculiar, aún así, este equipo de investigadores ha conseguido sintetizar este material de alto rendimiento utilizado en gran medida en el aislamiento de naves espaciales y satélites. Sin lugar a dudas un avance que podría conseguir sacudir literalmente la forma en la que entendemos la exploración espacial, la electrónica y muchos de los procesos de fabricación de las industrias aeroespaciales.

Investigadores de la Universidad de Virginia Tech han conseguido desarrollar la metodología necesaria para crear Kapton por impresión 3D

Para conseguir este hito tan importante, este grupo de investigadores ha tenido que trabajar durante un año para lograr crear las macromoléculas térmicas que se necesitan para imprimir en 3D Kapton. Gracias a este nueva metodología ya no hará falta trabajar con este material como hasta ahora en un proceso donde se creaban hojas grandes y delgadas, muy parecidas a una película de plástico, que se tenían que superponer sobre las paredes de un satélite o nave espacial, para proteger su interior del calor y del frío al que estará expuesta una vez sea enviada al espacio.

Tal y como ha comentado Christopher Williams, profesor en la Universidad de Virgina Tech e investigador dentro de este proyecto:

Ahora podemos imprimir el polímero con la temperatura más alta posible. Además, nuestro material de impresión 3D es tan resistente como el Kapton producido con las técnicas tradicionales.

Podemos imaginar que esto se utilizará para imprimir la estructura de un satélite. Podríamos utilizar las muchas posibilidades geométricas ofrecidas por la impresión 3D para mejorar aún más los diseños existentes; por ejemplo, un satélite más ligero, una boquilla más eficiente o un filtro que proporciona un flujo óptimo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *