PiCar-V, un coche para los más jugones

Podemos usas las placas de Raspberry Pi para todo tipo de usos. Los más populares son de ámbito profesional, pero existen muchos proyectos de otros tipos como por ejemplo PiCar-V. PiCar-V es un coche de dimensiones reducidas que está controlado por una placa Raspberry Pi 3. Este coche es similar a un coche de control remoto, con todas sus funciones, pero a diferencia del resto, el PiCar-V no tiene control remoto pues se puede suplir por un smartphone, por una tablet o por un ordenador con wifi.

PiCar-V se distribuye mediante un kit de automontaje. Este kit permite la utilización de Raspberry Pi 3, que puede ser suplida por otro modelo de Raspberry Pi aunque no contará con las mismas prestaciones que con esta placa. Raspberry Pi 3 no sólo proporciona un control y funcionamiento sino que también permite que añadamos al PiCar-V funciones extras como una cámara. En el kit que se distribuye se hace hincapié en esto último aunque hemos de decir que gracias al GPIO podemos añadir otras funciones al PiCar-V.

El kit tiene un coste de 149 dólares, un coste relativamente bajo si tenemos en cuenta que en él encontramos no sólo las piezas de montaje sino también una placa Raspberry Pi 3, videos para montar el coche paso a paso, una guía visual para el montaje y varios archivos y programas en python para ejecutar sobre la Raspberry Pi y hacer que el PiCar-V y su cámara funcionen. Lamentablemente nos falta la PiCam. Efectivamente, el PiCar-V hace gala de la posibilidad de tener cámara pero no incorpora una simple PiCam, sino que deja paso a que nosotros mismos elijamos si utilizarlo o no.

El PiCar-V es un proyecto interesante y un gadget cuanto menos entretenido. Además sus costes no son muy altos y puede que sea una buena forma de aprender a llevar la Raspberry Pi a otros soportes que no sean nuestro escritorio ¿ no creéis?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *