Un proyecto para imprimir minisatélites en el espacio es el ganador del ISS Design Challenge

minisatélites

El ISS Design Challenge es un concurso internacional promovido por la empresa Mouser Electronics donde se busca que cualquier persona con una buena idea pueda participar en el mismo, de esta forma, desde ingenieros, estudiantes e incluso ‘makers‘ pueden presentar sus proyectos y competir en igualdad de condiciones.

En esta ocasión el concurso buscaba que los participantes desarrollasen algún tipo de herramienta o utensilio que fuese útil para ser utilizado por los astronautas y que, a su vez, pudiese ser fabricado mediante impresión 3D directamente en la Estación Espacial Internacional.

Un proyecto para fabricar minisatélites en el espacio es el ganador del ISS Design Challenge.

Con esto en mente, Andrew Filo, responsable de la iniciativa vencedora, ha creado un proyecto donde se busca que se puedan fabricar minisatélites impresos en 3D cuyo objetivo final es básicamente crear un sistema de internet para el espacio, algo similar al internet de las cosas terrícola pero para ser utilizado en el espacio por los astronautas.

En el proyecto se describe cómo serían estos minisatélites, básicamente hablamos de una estructura en forma de cubo de 30 milímetros de ancho y largo, cuatro de espesor y un peso final de tan sólo siete gramos. Este armazón estaría dotado de materiales muy similares a los que se utilizan para fabricar los componentes electrónicos presentes en los teléfonos móviles de forma que encontramos varios sensores, un microprocesador e incluso una radio.

Una de las principales tareas de esta peculiar red de satélites capaz de intercambiar información entre ellos, se proporcionaría una herramienta muy útil para monitorizar información sobre meteorología espacial, actividad del Sol, entorno de asteroides o la radiación cósmica a científicos y astronautas. Como detalle final, comentarte que este proyecto será puesto a prueba el año qeu viene en la Estación Espacial Internacional donde los astronautas ya disponen de su propia impresora 3D.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *