Recalbox, un sistema operativo para Raspberry Pi y los usuarios más jugones

Recalbox

Hace tiempo que os hablamos y contamos sobre los principales sistemas operativos que existían para utilizar Raspberry Pi como un ordenador de sobremesa. Estos sistemas operativos no eran los únicos que hay para Raspberry Pi pero si son los que tienen más comunidad detrás y nos pueden solventar muchos problemas.

En este caso os voy a hablar de Recalbox, un sistema operativo que no tiene una gran comunidad detrás pero si que tiene una gran función para muchos dueños de Raspberry Pi: convertir la placa en una videoconsola.

Recalbox es un sistema operativo que tiene una interfaz web y que permitirá que cualquier usuario pueda utilizar su placa Raspberry Pi 3 en una gran videoconsola de videojuegos retro.

Recalbox es compatible con muchos mandos de videoconsolas actuales

Además es compatible con muchos mandos, por lo que podremos utilizar desde el mando usb de una tienda de chinos hasta el mando de la Xbox, todo sin necesidad de configurar nada, sólo conectar y funcionar. Por otro lado, la interfaz es web, así que sólo tenemos que arrastrar el videojuego y pulsar play, nada más para poder jugar con la Raspberry Pi.

En cambio la instalación, es algo más largo, pero no más difícil. Para instalarlo, primero hemos de ir a su web oficial y descargarnos el paquete zip del sistema operativo. Luego hemos de formatear la tarjeta microsd y pegar el archivo zip descomprimido en la tarjeta. La insertamos en la Raspberry Pi y tras encender esperamos un rato. El sistema operativo y la Raspberry Pi se encargarán de configurar todo y hacer que funcione sin problema alguno.

Además, los usuarios de Recalbox tendrán la ocasión de poder ver series o películas gracias a la integración de Kodi en el sistema operativo, un software para visualizar películas, vídeos y música que hará que el usuario tenga más opciones además de jugar en su Raspberry Pi.

Recalbox es Software Libre algo que hace que sea disponible para todos, pero también tiene una la filosofía de facilitar las cosas a los usuarios más novatos, algo que seguramente muchos agradecerán y que permite que los que no son un gurú de la informática puedan divertirse con Raspberry Pi.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *