Sentinel busca financiación para salvar tus impresiones de la falta de filamento.

sensor

Muchas son las impresiones que fallan porque nuestra impresora se queda sin filamento antes terminar con nuestro objeto. El motivo es que no podemos determinar de modo exacto cuanto filamento nos queda. O no la cambias cuando toca y imprimes un objeto que a mitad de impresión se queda sin filamento o la cambias demasiado pronto y vas desperdiciando material.

Este problema queda resuelto con la llegada del nuevo sensor Sentinel de Dyze Design.

Dyze Design ha creado un sensor compatible con muchas de las impresoras Open Source, con independencia del firmware que utilicen.
El sensor SENTINEL es muy compacto mide poco más de 3cm de largo. Tiene un aspecto muy duradero al utilizar metal para la carcasa con la que está construido. Se pueden conectar varios sensores entre si para verificar simultáneamente varios filamentos. incluso, incluye un filtro pasivo para limpiar de impurezas el filamento.

Funcionamiento de Sentinel

El funcionamiento del sistema se basa en comprobar el estado de un sensor lumínico situado a un lado del filamento mientras que al otro lado hay un emisor de luz. Si en algún momento no hay filamento entre el emisor y el sensor, una placa electrónica enciende un led a modo de aviso visual y envía una señal de Stop mediante un cable conectado a la placa de control de nuestra impresora. Esta orden provoca que el cabezal de impresión se desplace a un lateral para facilitar la sustitución de la bobina vacía por una nueva. Este sistema proporciona lecturas confiables con cualquier tipo de filamento; Ya sea rígida o flexible, opaca o translúcida.

En el caso de tener varios sensores, se conectan entre sí de modo que la falta de filamento en cualquiera de ellos ejecuta la interrupción de la impresión.

Dyze Design es una empresa que comercializa una gama de productos relacionados con la impresión 3D. Sin embargo, ante la duda de la aceptación que tendrá su producto han preferido presentarlo con una campaña en Kickstarter.
Faltando 20 días para su finalización ya ha sido un éxito y ha recaudado los fondos necesarios para hacer el sensor realidad.

En la campaña hay diferentes niveles de aportación, nos podemos hacer con un producto por un importe aproximado de 30€ gastos de envío no incluidos.

El fabricante espera poder entregar los productos comprados en la campaña durante el mes de Febrero. Imaginamos que una vez haya servido el producto a todos los mecenas iniciará la comercialización del mismo a través de su tienda online y distribuidores.


Categorías

Impresión 3D

Toni de Frutos

Informático de día, bloguero de noche! Geek adicto a la tecnología, los wargames y el movimiento maker.

Escribe un comentario