Simulador de coches casero: cómo montarlo paso a paso

simulador de coches profesional

Seguro que eres fan de las carreras de coches, del motorsport. Y también es probable que te gusten los videojuegos de simulación de carreras. Por lo general, los fanáticos del motorsport suelen saciar su afición con este tipo de videojuegos de conducción que cada vez son más realistas. Además, los gamers, cada vez están más inmersos en competiciones a nivel global como los eSports y que pueden incluso derivar en trabajar para equipos reales.

Por ejemplo, Nissan ha usado Gran Turismo como medio para reclutar a pilotos para su equipo oficial. Entre los mejores gamers selecciona al ganador para que corra con un coche real, es decir, pasar de un juego a la realidad. Igual hacen otros programas como McLaren Shadow, que busca los mejores gamers para reclutar a su futuro piloto de desarrollo para el simulador de Woking. Una oportunidad extraordinaria para los fans.

Pues bien, este tipo de videojuegos no se pueden usar o manejar con el teclado y ratón como otros, ya que eso no sería adecuado para hacerte un profesional. En un coche real no vas a tener teclado y ratón para manejarlos. Además, los auténticos apasionados no quieren usarlo, prefieren hacer uso de un simulador de coches o de un volante y pedales como los de Logitech y otras marcas. Eso da una experiencia mucho más real e inmersiva.

Los simuladores suelen ser muy caros, cuestan hasta algunos miles de euros en algunos casos. Por tanto no están al alcance de todos los bolsillos. Además, si montas tu propio simulador de coches mediante técnicas DIY y eres un maker, podrás personalizarlo a tu gusto y obtener algo que no puedes comprar en el mercado.

¿Qué es el Sim Racing?

El Sim Racing es un concepto que engloba a los simuladores de competición, a los videojuegos que simulan carreras y la dinámica de los vehículos con bastante realismo. Permite conducir un coche con total realismo, pero sin tener que pagar facturas de neumáticos, tasas de circuitos reales, combustible, reparaciones, y lo que es mejor, si sufres un accidente saldrás totalmente indemne.

Mejores videojuegos:

rFactor 2 captura pantalla

Los mejores videojuegos con los que probar tu simulador de coches son estos que mostraré aquí, para todo tipo de plataformas, desde videoconsolas como la Xbox y PlayStation, pero también para PC. Además, son los que suelen ofrecer las sensaciones más realistas y los usados por los equipos de competición para fichar a sus pilotos. La lista es:

  • Gran Turismo
  • Forza Motorsports
  • F1 (oficial)
  • rFactor
  • Dirt
  • iRacing
  • Assetto Corsa
  • Game Stock Cars
  • Richard Burns Rally

Otros videojuegos como Burnout, Grid, Need for Speed, etc., no se pueden considerar simuladores demasiado realistas. Son divertidos, pero no son para SimRacing…

Para ejecutar estos simuladores, necesitas un hardware decente. Y si vas a usarlos combinados con VR o realiad virtual como los cascos o gafas de Oculus Rift, HTC Vive, etc., el hardware entonces será mucho más potente. Eso ya es ir un paso más allá en la inmersión dentro del videojuego para que sea mucho más realista, pero es opcional. A muchos no les gusta, prefieren poner 3 pantallas o monitores para tener una visión mayor de ángulo y nada más que eso y su simulador de coches.

Mejores volantes

Volante y pedales Logitech

Para tener un buen simulador, primero debes adquirir un buen volante. Tienes muchos, algunos incluyen solo el volante y pedales, otros van más allá e incluyen palanca de cambios (en H y secuencial) o puedes agregar freno de mano. También hay diseños específicos para la F1, recreando un volante real de Fórmula.

Si quieres unos buenos volantes y pedales sin gastar demasiado dinero, puedes conseguir buenos productos de Logitech, Thrustmaster y Fanatec. En cambio, si prefieres invertir un poco más y obtener elementos mucho más profesionales, debes ir a fabricantes como Frex, Ecci, LeoBodnar y SimXperience. Pero éstos últimos no están al alcance de todos. Por cierto, algunos ya incluyen el simulador de coche completo…

Los kits completos se llaman cockpits, como se designan a los habitáculos en la competición real. Pero como ya he dicho, los precios se elevan demasiado. Los hay de varias marcas, como Zalem, Fanatec, etc. En estos casos, tienes asientos cómodos, con volantes y pedales incluidos (no siempre, depende de los modelos, en algunos los tienes que adquirir a parte), e incluso en ocasiones estructuras para colgar las pantallas.

Cómo crear tu propio simulador de coches

SImulador de coches casero

Puedes pensar en crear tu propio simulador de carreras. Puedes usar los ya existentes que se comercializan como referente para tener una idea básica de lo que quieres o de lo que necesitas para montar el tuyo propio.

Materiales

Todo lo que necesitas para tu simulador es:

  • Cockpit: es el habitáculo donde irá el piloto, es decir, tú. Para él necesitas básicamente:
    • Estructura: puedes usar tubos de PVC que son fáciles de moldear y pegar, o si tienes un soldador, puedes usar metal también, aunque es más complicado y peligroso, pero el resultado será mucho más estable y robusto. Otra opción es usar una impresora 3D para fabricar las piezas y ensamblarlas, pero debido a las dimensiones de la estructura, tampoco es la mejor opción. La estructura también es un poco personal, según lo que busques. Si quieres simular un F1, quizás solo quieras un soporte para anclar el volante y sujetar los pedales, e incluso para colgar 3 monitores o más que uses para el juego. Pero si quieres simular un coche NASCAR, o de rally, etc., necesitarás también un soporte para la palanca de cambio y freno de mano, si lo tienes…
    • Asiento: el asiento puedes comprarlo o fabricarlo tú con una estructura metálica o de madera a gusto, y luego incluir cojines o espuma para hacerlo cómodo y finalmente tapizarlo. Si quieres, puedes encargárselo a un profesional. Otra opción, y quizás la más adecuada y recomendable, sería elegir un asiento de gaming que son muy robustos y cómodos para los que pasan largas horas jugando. Con él puedes adaptarlo a tu estructura o integrarlo en ella. Si no quieres el pilar central y las ruedas, se lo puedes quitar para posicionarlo en el suelo o en tu estructura para inclinarlo para imitar la postura de un piloto de monoplazas o formulas… Otra cosa muy popular es reciclar un viejo asiento de un coche real para usarlo en el simulador. Si tienes un coche viejo o si vas a un desguace, podrás encontrarlo a buen precio.
  • Hardware: puedes elegir el mando o volante que quieras. Debes tener en cuenta que tiene que adaptarse al simulador que vas a usar. Por ejemplo, un volante y pedales puede servir para un simulador de F1 si usas las levas del volante para el cambio de marchas, pero sería preferible elegir un volante que simule a los de un F1 y unos pedales adecuados con freno y acelerador solo. En cambio, si usas un simulador de rally, necesitarás también una palanca de cambios para ser más realista, y unos pedales triples con embrague, aunque también podrías usar levas para las marchas. Esto sería también a gusto o necesidades que tengas.
  • Software: aquí básicamente sería los controladores o drivers para el volante y pedales elegido, y también el simulador o videojuego que quieras. Esto también lo dejaría a tu elección…

Construcción

Manos a la obra. Aquí te ofrezco un ejemplo para que uses como guía, pero puedes ir modificando los pasos y adaptándolos a tu gusto o necesidades. Como he dicho, no todos buscan lo mismo.

  1. Usa una silla Poäng de IKEA. Es barata y al no disponer de soporte trasero, el asiento queda bastante reclinado al sentarte. Si le añades un soporte elevado para los pedales, puedes simular bastante bien la posición de un F1. Si lo haces con un sillón para gaming, quítale el pilar central retirando los tornillos que tiene bajo el asiento y así te puedes deshacer de las ruedas. Luego busca una cuña de madera o estructura metálica para que quede inclinado hacia atrás, atornillalo aprovechando los orificios de los tornillos que has retirado y lo tendrás listo.
  2. Busca un pupitre o una mesa pequeña (muy buenas opciones es usar una SpeedBlack o Wheel Stand Pro) de las que se usan para poner bandejas de comida cuando estás en el sofá o portátiles, etc. Este tipo de mesas plegables o para sofá no tienen soportes por uno de los lados, por lo que son apropiadas para anclar bajo ella los pedales y poder introducir las piernas sin que te estorben las patas. Además la plataforma superior o tabla se adapta bien a los anclajes que suelen incluirse en los volantes que puedes comprar.
  3. Fija el volante y los pedales a la mesa. Y colocalo justo delante del asiento elegido. Una buena opción sería enganchar o pegar de algún modo la mesa al asiento, puesto que cuando haces fuerza para manejar los pedales, es muy incómodo que comiencen a moverse adelante y tengas que estar constantemente acercándote la mesa.

Una vez termines de montar tu simulador de coches, es hora de conectar el cableado del volante/pedales y demás elementos, si los hay, al PC o consola. Y puedes comenzar a probarlo. Seguramente, sobre la marcha puedes hacer modificaciones tras las primeras pruebas. No siempre resulta todo lo cómodo que parece cuando lo estás montando.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.