Termostato Nest: el dispositivo inteligente de Google para el hogar

Termostato Nest

La domótica ha pasado de ser algo complejo y que implicaba disponer de una instalación específica en el hogar a ser algo asequible y que se puede adaptar a cualquier casa, incluso las de construcción más antigua. Ahora existen gran cantidad de dispositivos para domotizar tu hogar como los altavoces inteligentes, las bombillas inteligentes, enchufes programables, o dispositivos como el termostato Nest de Google.

El termostato Nest de Google puede ser una buena alternativa y/o complemento para los altavoces inteligentes, y que aporta otras ventajas y funciones diferentes para tu hogar. Si quieres descubrir más sobre este invento, te invito a seguir leyendo esta guía…

Serie Nest by Google

Google Nest

Nest de Google es una serie de dispositivos inteligentes para el hogar que ha lanzado la compañía del buscador. Pero no solo hay termostatos, sino que también podrás encontrar routers, altavoces inteligentes, o pantallas inteligentes. Por ejemplo, debes distinguir entre:

  • Termostato Nest: el dispositivo que nos interesa en este artículo y del que puedes leer más información en los siguientes apartados.
  • Google Nest Hub: es una pantalla inteligente. Integra Google Assistant como asistente virtual y le puedes pedir cosas mediante comandos de vez. La ventaja frente a los altavoces inteligentes es que tiene una pantalla donde puedes ver también información visual. Por ejemplo, le puedes pedir que te muestre el tiempo, o que te ponga un vídeo de una receta, etc. Por cierto, existen también una versión MAX de mayor tamaño de pantalla.
  • Google Nest WiFi: se compone de un router y un punto de acceso inalámbrico (o varios para crear una malla o mesh). Con ello, Google pretende acabar con los problemas de cobertura WiFi de una ver por todas, llegando a todos los rincones de tu hogar (hasta 210 m2) de forma inteligente.
  • Google Nest Mini: un altavoz inteligente en formato Mini para instalar en cualquier lugar de tu hogar. Google lo presentó con Google Assistant para pedirle cosas con comandos de voz y como evolución de sus Google Home.
  • Google Nest Protect: Google ha querido ir un poco más allá lanzando este dispositivo inteligente que básicamente es un detector de humo y monóxido de carbono (CO). Evidentemente, ha sido potenciado para que sepa dónde se encuentra el peligro realmente y de informe mediante una app móvil. Además, tiene detector de presencia y permite también iluminarte el camino…

¿Qué es el termostato Nest?

termostato Nest

El termostato Nest no es un simple termostato que te dice la temperatura que hace en tu hogar, es mucho más. Es un dispositivo inteligente del que podrás sacar mucho partido, para obtener información de temperatura, seguridad, etc. Google se ha esmerado en su diseño y eficiencia, así como en las capacidades que aporta.

Est gadget domótico se puede integrar con tu sistema de calefacción habitual, haciendo que pueda controlarlo para ahorrar energía y mantener la temperatura adecuada en todo momento sin que tú tengas que preocuparte por nada. Solo usando su app para Android podrás hacer lo que quieras y desde donde quieras.

Al ser un dispositivo conectado, el termostato Nest tiene un sistema de aprendizaje conectado con la nube, por tanto, será más inteligente y aprenderá con la experiencia para determinar el tiempo que tarda la casa en calentarse, así como la pérdida gradual de temperatura. De ese modo puede saber más sobre cuándo y cómo actuar sobre la calefacción, con un uso mínimo de la caldera para que tu factura de gas y luz sea económica.

Además, al consumir menos energía hace que tu hogar se pueda mantener a la temperatura que quieres siendo mucho más ECO y respetuoso con el medio ambiente. Incluso podría controlar el sistema de agua caliente de casa. Todo centralizado y pensado para ofrecerte confort y comodidad.

Según Google, el termostato Nest, es compatible con calderas mixtas, de solo calefacción, con depósitos de agua caliente, sistemas de suelo radiante, calderas de condensación (con estándar OpenTherm), e incluso bombas de calor de fuente de aire y geotérmicas.

Más detalles técnicos son

  • Pantalla: LCD a color de 24 bits, 5.3 cm de diámetro y resolución 480x480px. La densidad de píxeles es de 229 PPP.
  • Sensores: de temperatura, humedad relativa, detector de movimiento (cercano y lejano) y de luz ambiental.
  • Materiales: plástico y aro de acero inoxidable.
  • Dimensiones: 8.4×3.2 cm
  • Peso: 244 gramos

Instalación de Nest y configuración

Heat Link

Instalar Google Nest no es demasiado complicado si eres un manitas. En el paquete de compra se incluye tanto Google Nest como una caja de conexiones llamada Heat Link, es decir, el enlace o interfaz para conectar el termostato Nest al sistema de climatización de tu casa.

Y por cierto, Google ha creado una extensa red de instaladores oficiales que te lo hacen todo ellos mismos por unos 90€ si no sabes. No obstante, si sabes lo que haces, puedes optar a proceder por tu cuenta y seguir los siguientes pasos.

Una vez te llega el paquete y lo sacas de la caja, los pasos a seguir para la instalación son:

  1. Conecta el termostato Nest al Heat Link. Lo puedes hacer de forma inalámbrica o mediante un par de cables. Lo ideal es lo primero para ahorrarte los cables y poder colocar el Heat Link junto al termostato de la caldera (o en sustitución de éste) y el termostato Nest en el salón o habitación principal. En el kit también viene un adaptador de corriente USB de 5v para el termostato.
  2. Tanto el termostato Nest como el Heat Link están preparados para atornillarlos al a pared si lo prefieres. También se pueden poner sobre un soporte de sobremesa (se vende aparte) o donde desees.
  3. Apaga tu caldera y corta la luz para manipular los cables (evitará accidentes con las descargas). Tu termostato de la caldera antiguo debería tener dos cables (podría haber otras en las que hay más cables). Para conectarlo, sigue la guía donde te explica todos los casos. Y es que el Heat Link tiene varios puertos de conexión para adaptarse a todo tipo de calderas, por lo que debes seguir los pasos para tu caso concreto.
  4. Una vez conectados los cables, puedes cerrar la tapa del Heat Link y volver a darle a la luz de casa. Enciende también la caldera.
  5. Ahora, enciende el termostato Nest y se encenderá la pantalla para comenzar a configurarlo siguiendo el asistente de software que es muy sencillo. Al final, en 15 o 30 min lo tendrás listo. Por cierto, Nest tiene batería, así que si está cargado te lo podrás llevar a otras habitaciones…
  6. El asistente de configuración que se muestra en pantalla y puedes navegar por los menús usando el aro de acero como una ruleta para seleccionar lo que quieras y luego pulsar en la pantalla para aceptar. ¡Así de fácil!
  7. Ahora, lo primero será seleccionar la red WiFi de tu hogar que detecta. También la conexión con el Heat Link elegida (cable o inalámbrica). Selecciona también tu localización de tu zona para determinar la climatología y saber cómo adaptar la temperatura en la estancia. Por supuesto, elige el idioma y unidad de temperatura (grados centígrados para Europa).
  8. Al finalizar, hará una prueba de funcionamiento. Si todo ha salido bien, finalizará con eso y mostrará la temperatura en pantalla (deseada y ambiente).
  9. Si quieres, en cualquier momento puedes configurar la información que muestra en pantalla. Por ejemplo, si no quieres que muestre la temperatura, puedes configurar que muestre un reloj digital o imite a un analógico, e incluso la previsión meteorológica…

Capacidades

Como he comentado, no es un simple termostato. Tiene más capacidades de lo que imaginas. Entre sus funciones más destacadas se encuentran:
  • Termostato: puede variar la temperatura deseada de una habitación, apagar o encender la calefacción al llegar a una temperatura adecuada, volver a encender el sistema si la temperatura ya no es la configurada, programar varias temperaturas según el día, etc.
  • Inteligencia: aprende de los hábitos para crear una programación personalizada. Reconoce las preferencias de cada hogar, según cómo interactúas con el termostato para ajustar la temperatura sin tu intervención. Generará un horario de temperaturas y comprenderá los ciclos de calentamiento y enfriamiento tras los primeros días de uso para volverse más eficiente.
  • Conectividad: mediante la app móvil podrás interactuar con él desde donde estés. Incluso desde cualquier otro equipo con un navegador web.
  • Sensores: si no detecta presencia en casa, entonces bajará la temperatura para ahorrar.
  • Ecosistema: existen otros muchos productos compatibles con el termostato Nest para seguir domotizando tu casa y extender sus capacidades. Por ejemplo, con la bombilla Phillips Hue, electrodomésticos Whirlpool, cámaras de vigilancia para seguridad (tanto indoor como outdoor), etc. Por ejemplo, podrías instalar cámaras de seguridad y ver lo que sucede desde la propia app de Nest.

¿Merece la pena el termostato Nest?

La pregunta que quizás te estás haciendo y a la que no se puede responder de una forma demasiado directa. Todo dependerá de tus necesidades. Pero para ponértelo algo más fácil, aquí tienes algunos casos posibles:
  • Tienes un sistema de calefacción algo más antiguo con un termostato básico o éste termostato se ha estropeado. En ese caso, un termostato Nest puede sustituir a tu termostato tradicional y facilitarte las cosas y aportar mucha más eficiencia, reduciendo la factura de la luz. Por tanto, este sería el caso en el que merece más la pena.
  • Si ya tienes un termostato programable, entonces ya no es tan claro que el termostato Nest merezca tanto la pena. Por un lado, el ahorro energético que puedes conseguir con el Nest es mínimo, aunque algo más ECO es. Pero sí que es cierto que con el termostato programable no tendrás las capacidades extras que aporta un Nest. Por ejemplo, la posibilidad de controlarlo desde la app móvil, o el uso de los dispositivos domóticos compatibles con el ecosistema…
  • Ya tienes un hogar domotizado con un termostato inteligente, entonces la verdad es que no merece la pena tener un Nest. No aportará demasiadas mejoras de comodidad o eficiencia…

Un comentario, deja el tuyo

  1.   Nerdomus dijo

    Breve pero interesante artículo, sin duda Nest es uno de los termostatos favoritos hoy en día. Saludos!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.