Ya es totalmente asequible el comprar una impresora 3D

Hace tiempo que tenemos entre nosotros las impresoras 3D, pero al igual que ocurrió con las impresoras 2D, el coste de una impresora de este tipo sigue siendo alto para muchos usuarios incluso para empresas e instituciones. Sin embargo, un estudio universitario ha concluido que las impresoras 3D ya son totalmente asequibles para todos, pudiendo recuperar el dinero que desembolsamos en tan sólo unos meses.

El estudio proviene de la Universidad de Michigan y aunque no nos dice como hacer para no pagar en la tienda por la impresora 3D, si que vemos como en pocos meses recuperar el dinero que hemos pagado por ella.

El Hardware Libre ha tenido un gran papel en ello y es que según el estudio, proyectos como RepRap y electrónicas como Arduino o Raspberry Pi han posibilitado que el coste de mantenimiento sea muy bajo. Pero lo más interesante de todo es que los repositorios digitales gratuitos están llenos de objetos cotidianos que podemos imprimir.

Proyectos como RepRap permiten que nuestra impresora 3D se autorepare

Una de las autoras del estudio ha estado durante meses utilizando la impresora 3D para suplir objetos cotidianos que necesitamos en nuestro día a día. Haciendo un cálculo de todo ello así como de los costes de la impresión 3D, en cada objeto se ha podido ahorrar hasta un 90% del coste a través de una tienda.

Este ahorro en cada pieza sumado durante meses, da como resultado un valor superior a cualquier impresora 3D, por lo que es cuestión de meses que el usuario que compra una impresora 3D reciba todo el importe de dinero que ha gastado en el dispositivo. Algo que hace meses no ocurría puesto que aunque se pudiese comprar una impresora 3D, la posibilidad de imprimir objetos cotidianos era muy escasa.

Personalmente creo que el estudio tiene razón pero creo que deja de un lado un elemento que muchas impresoras 3D necesitan: el escáner 3D, un elemento cada vez más interesante que nos complementa muy bien cuando queremos reproducir un objeto de casa.

Pienso que tanto la impresora 3D como el escáner de objetos 3D son elementos que poco a poco se necesitarán en un hogar, como actualmente se necesitan ciertos electrodomésticos. Y tu, ¿ qué opinas de este estudio? ¿ creéis que el valor de las impresoras 3D ha bajado tanto? ¿ pensáis que los repositorios digitales son tan eficaces?

Fuente – Estudio Emily E. Petersen y Joshua Pearce


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *