Pinball casero: cómo hacerte una de estas máquinas de entretenimiento

Pinball casero

Ahora que son tiempos de estar en casa, de confinamiento, puedes hacerte una máquina de Pinball casera y así poder pasar el rato. Tienes varias opciones para conseguir esto, como ahora te comentaré y haciendo uso de placas de desarrollo cotidianas como Arduino o la Raspberry Pi. Tal vez aún tengas ciertos dispositivos en casa para ello y material suficiente para ponerte manos a ello como buen maker.

Si no tienes los ingredientes para esta receta, puedes comprarlos mediante compra online sin problema. Estos servicios seguirán activos durante estas semanas de confinamiento por el coronavirus. Por eso, el material estará garantizado para que puedas distraerte y aislarte de lo que está ocurriendo en estos tiempos difíciles. Y una vez completo el proyecto, echarte unas partidas con tus seres queridos…

Recuerda que también existen emuladores para Raspberry Pi que te pueden convertir esta SBC en una máquina de recreativos retro.

Pinball y su historia

bagatelle historia Pinball

Fue, y sigue siendo, un tipo de máquina recreativa muy popular. Hay muchos aficionados que aún las siguen disfrutando en salones recreativos donde aún quedan, pero también los hay que los tienen en una sala de juegos propia en casa. Con el florecimiento de la comunidad maker y los proyectos DIY, también puedes crearte uno de estos Pinball de forma barata.

Tiene varios nombres, como pinball, flipper, pero también se la conoce como petacos, pimbola, etc. Sea como sea como lo llames, el funcionamiento y procedimiento de jugo es igual en todos. Aunque varían los elementos que tiene, la dificultad, y la temática de la decoración.

Se basa en una bola que es impulsada por un resorte en el inicio y que recorrerá todo el circuito o tablero con diferentes diseños y adornos. La bola irá rebotando o cambiando de dirección ante la presencia de esos elementos, y caerá hacia la zona baja por la inclinación que tiene esta máquina.

La idea es que no se cuele por el hueco, o perderás dicha bola (como una vida). Para ello, tienes a tu disposición unos controles que moverán dos paletas o flippers. Con ellas podrás lanzar la bola de nuevo hacia arriba, y según el recorrido y elementos del decorado con los que interfiera se irá sumando una puntuación.

Parece raro explicar cómo funciona una máquina tan popular, pero seguramente habrá alguno más joven que tal vez no haya visto alguna máquina de Pinball… Se popularizó en los años 60 y 70, donde fue muy popular en tabernas, clubes, heladerías, bares, casinos y recreativos.

Me estoy acordando ahora de Jeri Ellsworth (Tilt Five), a la que tuve la suerte de entrevistar hace poco, y a la que le encantan estos juegos de salón. Y por cierto, a diferencia de otros muchos juegos similares, este no nació en Estados Unidos.

El origen del Pinball fue en Europa. Se remonta al siglo XVIII, en Francia. Allí se comenzaron a comercializar unos juegos muy rudimentarios llamados Bagatelle y que se hicieron famosos por todos los países europeos. Consistía en un tablero horizontal sobre una mesa y con una serie de hoyos y topes de madera en la que debías hacer puntería para que la bola recorriese el circuito.

Poco a poco eso fue evolucionando hasta que en los años 30-40, los ingenieros Arthur Paulin Whiffle y David Gottlieb, de Automatic Industries, comenzaron a integrar elementos más modernos al juego. Y Harry Williams inventaría un sistema con electroimán de bobina llamado Tilt (falta) para evitar trampas.

Después, unas décadas más tarde siguieron evolucionand, hasta la popularización de las máquinas de Pinball estadounidenses Williams Manufacturing Company. Ellas inundarían las salas recreativas para jóvenes de finales de los años 70 y principios de 80s.

Tener una máquina de Pinball en casa

pinball

Las opciones son varias, desde comprar una máquina a crearla por ti mismo. Aquí intentaré explicarte ambos modos para que elijas el que más te interesa en cada caso. Además, pondré enlaces de compra para que puedas acceder a todo el material que necesitas desde casa…

Comprar tu máquina Pinball

Es la opción más cómoda, y con la que puedes obtener el mejor resultado al tener un producto ya terminado y con garantías. Para ello, puedes compra tanto algunos que son para los más pequeños tipo juguete, hasta opciones más profesionales y similares a las que tienes en los recreativos, pero en tu propia casa. Por ejemplo:

Crearte tu propia máquina de Pinball casera

La otra opción, la preferida de los makers, es un proyecto DIY para crearte tu propio Pinball casero, sin tener que comprarlo ya hecho. Para eso hay varios proyectos en la red que puedes seguir. Algunos de ellos muy interesantes. Para no repetir contenido, ni hacer corta pegas, prefiero mostrate otros proyectos interesantes ya desarrollados que están probados para que puedas elegir el que más te interese.

Yo he seleccionado los más interesantes para que no te tengas que molestar…

  • Leroy Marlin tiene una propuesta mecánica de madera. Es similar al del vídeo que te he dejado en este apartado de cartón. Puede ser una buena iniciativa para los pequeños, si tienes niños en casa.
  • Pinball electrónico DIY de Instructables. Los compañeros de la comunidad de Instructables tienen uno de los mejores proyectos para hacer un Pinball electrónico similar a los que puedes comprar. Tan solo tienes que usar Arduino para ello.

Te recomiendo, que para que no sean exactamente iguales a los originales, les des un toque mucho más personalizado. En vez de usar madera, si tienes una impresora 3D, lo que puedes hacer es usar piezas impresas para que quede aún mejor. O puedes combinar una estructura de madera y detalles impresos en 3D.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.