Guía definitiva sobre los plotters: qué es un plotter y para qué sirve

qué es un plotter

El plotter (en español trazador o entramador) es otro de esos equipos usados a nivel profesional para imprimir todo tipo de impresiones y cortes, usados por arquitectos para planos de gran tamaño, por artistas y diseñadores, etc. Algunos los confunden con las impresoras de gran tamaño, como las de formatos A3, etc. Pero lo cierto es que tienen diferencias con respecto a éstas, aunque comparten algunas similitudes con las máquinas CNC/impresoras 3D y las impresoras convencionales.

En esta guía podrás conocer todo lo que debes saber sobre estas máquinas, sus tipos, las características, y si realmente necesitas una para tu negocio o si es preferible optar por una impresora convencional para formatos DIN A3, etc.

¿Qué es un plotter?

plotter

Un plotter es un dispositivo de salida especial que se usa para producir copias impresas de grandes diseños en papel, aunque también los hay de corte (y mixtos, que hacen ambas funciones, para realizar la impresión y después el corte necesario, como por ejemplo para vinilos o pegatinas). Se comenzaron a usar para producir mapas de construcción, diseños de ingeniería, planos arquitectónicos, y gráficos de gran tamaño para empresas.

Las partes de un plotter más destacables son:

  • Bandeja de entrada: es el lugar trasero donde se colocan los rollos de papel, el vinilo, lonas, o las hojas bond empleadas. Se pueden encontrar de varios tamaños, algunos de los más populares son (de menor a mayor tamaño):
    • A4
    • A3
    • A3+
    • A2
    • A2+
    • A1
    • A0
    • B0
    • 44″ (111,8 cm)
    • 64″ (162,6 cm)
  • Panel principal: es donde tiene los botones de controles, la pantalla táctil, o los indicadores de estado.
  • Tapa: algunos suelen tener una tapa que protege del polvo a los cartuchos y demás partes internas. También actúa como elemento de seguridad mientras realiza el proceso, evitando accidentes con las partes en movimiento.
  • Bandeja de salida: es el opuesto a la bandeja de entrada, donde salen los trabajos ya impresos/cortados.
  • Soporte móvil: algunos plotters se posan en mesas, pero otros tienen sus propios soportes con ruedas para poderlos mover de un lugar a otro.
  • Cables: los plotters suelen tener dos cables:
    • Alimentación: el cable que se conecta a la red eléctrica para suministrar electricidad.
    • Datos: el cable conectado a la computadora para enviar los datos de diseño/corte. Estos pueden ser a sus vez de varios tipos, según el conector:
      • USB
      • FireWire
      • RJ-45 / Ethernet (red)
      • WiFi (red)
      • Paralelo (usado en el pasado)

Diferencias entre un plotter y una impresora

Una impresora normal y un plotter se parecen en muchos sentidos, pero también es importante conocer las diferencias, ya que éstas serán claves para decantarte por uno u otro equipo para tu hogar o negocio. Algunas claves son:

  • La mayoría de plotters pueden trabajar con formatos más grandes con los que las impresoras no pueden. Existen impresoras mayores al clásico A4, como las A3, pero los trazadores van más allá.
  • El plotter también puede usar rollos o bobinas en vez de hojas en algunos casos.
  • Las impresoras son más baratas que los plotters.
  • Mientras la impresora puede trabajar con datos en formato mapa de bits o píxeles, le plotter lo hace con gráficos o imágenes vectoriales con líneas.
  • Un plotter suele ser más lento en comparación con una impresora.
  • La impresora solo puede imprimir una línea a la vez, mientras que los plotters pueden imprimir varias líneas continuas de un punto a otro de forma simultánea.
  • Las impresoras se suelen usar para impresión de gráficos y texto. Los plotters para dibujos especiales, planos, etc.
  • Los plotters son independientes de la resolución por lo general, por lo que la imagen producida puede ampliarse sin perder demasiada calidad como ocurriría con una impresora.
  • Un plotter no suele ser bueno para dibujar grandes zonas de un color sólido, pero sí para trazos.
  • Las impresoras no pueden cortar, los plotters sí (en algunos modelos).
  • El plotter no solo acepta papel, también otros materiales como vinilo, lonas sintéticas, películas, etc.

Cómo funciona un plotter

Lo primero es crear el diseño de corte o gráfico en un software, con archivos con formato como el DWG, CDR, AI, JPG, PDF, BMP, TIFF, gráficos vectoriales, etc. Esos formatos suelen pasarse a un formato PostScript comprensible por el plotter para que pueda realizar los movimientos necesarios para realizar el diseño requerido.

Por supuesto, también necesitarán un controlador o driver, como una impresora convencional y otros periféricos. De esta forma, el sistema operativo puede interactuar con el plotter. Una vez el plotter ha recibido los datos del diseño, se almacenarán en una memoria interna del plotter, y un procesador interno convertirá dichos datos en señales de control para el sistema electromecánico, haciendo que éste realice los movimientos necesarios para plasmar el diseño.

En definitiva, funciona de forma similar a como lo hace una impresora convencional, o una impresora 3D, o una máquina CNC.

Para qué sirve un plotter (aplicaciones)

El plotter suele dedicarse a grandes trabajos para trazado y corte. Algunas de las aplicaciones de un plotter son:

  • Proyectos de arquitectura o ingeniería.
  • Etiquetas.
  • Adhesivos, tanto en papel como en película térmica.
  • Logotipos.
  • Carteles publicitarios y anuncios.
  • Mapas topográficos.
  • Presentaciones para empresas.
  • Diseños en vinilos.
  • Etc.

Es decir, un plotter puede ser una herramienta cuyas características funcionales podrían usarse en:

  • Oficinas de diseño.
  • Empresas de ingeniería.
  • Estudios de arquitectura.
  • Centros de cartografía.
  • Empresas de publicidad.
  • O las empresas dedicadas a servicios de impresión, que imprimen en gran formato por encargo.

A diferencia de las máquinas de imprenta, los plotters son más versátiles a la hora de cambiar de trabajo. Algunas máquinas offset o rotativas necesitan planchas de serigrafía con un diseño establecido y, para cambiar de trabajo, necesitan crear planchas nuevas y sustituir por las que ya hay en los rodillos de la máquina. Algo que lleva su tiempo, por lo que no admiten cambios de forma dinámica. Un plotter puede imprimir un diseño concreto y justo después otro diferente sin necesidad de cambios, solo cambiando el archivo de impresión.

Tipos de plotters

tipos de plotters

Existen varios tipos de plotters que es importante diferenciar, y se pueden catalogar según varios criterios. Algunos de las variantes más importantes son:

Plotter de impresión

Como he comentado anteriormente, un plotter puede imprimir y/o cortar. En este apartado nos referimos concretamente a los que pueden imprimir:

  • Según el impacto:
    • De impacto: deben su nombre a la forma que tienen de trabajar, mediante un cabezal de impresión que contiene unos pines metálicos que golpearán una cinta entintada para plasmar el diseño en el papel. Es decir, son similares a la forma de trabajar de una máquina de escribir. Cada vez más en desuso, aunque con la ventaja de que suelen ser baratas en cuanto a mantenimiento.
    • Sin impacto: no impactan con el papel y son más rápidos y silenciosos. Las tecnologías englobadas dentro de este tipo pueden ser las de chorro de tinta, láser, etc.
  • Según la tecnología:
    • De pluma: son equipos electromecánicos de tipo vector. Se aplica con un elemento de escritura como puede ser un bolígrafo o pluma sujeto al cabezal de impresión, de ahí su nombre. Existen modelos que pueden trabajar con tintas líquidas, con lápices especiales, etc. Las desventajas más destacables son que realizan ruido durante la impresión y son bastante lentos. En cambio, tienen muy buena calidad de impresión, alto rendimiento de color, suavidad de curvas, etc. Por esto han sido usados tradicionalmente en ramas como la topografía, arquitectura, etc.
    • De inyección de tinta o chorro de tinta: es una tecnología de inyección de tinta como las impresoras convencionales. Consiguen los dibujos aplicando gran cantidad de puntos de tinta por cada pulgada (formato raster) gracias a un inyector piezoeléctrico. Además, pueden imprimir en blanco y negro o en color (negro, magenta, cian y amarillo, a partir de los cuales pueden obtener otros colores y tonos mezclando estos colores primarios). Esta tecnología fue desarrollada por Canon, y actualmente es muy popular entre todos los fabricantes. Las ventajas que impulsaron esta tecnología son su buena velocidad de impresión, alta resolución, fiabilidad, y costo razonable.
    • Electrostáticos: se aplica una imagen invisible a un papel especial, luego una tinta líquida se adhiere a las zonas cargadas eléctricamente dibujadas en la fase inicial. Las ventajas son su precisión, calidad, y rapidez, aunque también tenga desventajas como su precio, y la necesidad de mantener la temperatura y humedad en la habitación.
    • Térmicos o termoplotters (trazadores directos o PPVI): es similar a los anteriores, y funcionan haciendo pasar el papel térmico a través de un «peine» que irá cediendo un color solo en los lugares que han sido expuestos a calentadores (en las zonas no expuestas no se adhiere la tinta). Sin embargo, para imprimir una imagen en varios colores, habrá que pasar el lienzo tantas veces como colores tenga. Su ventaja es que es resistente a la humedad y radiación UV, pero resulta lento y tedioso.
    • Ópticos (láser o LED): también tienen semejanzas con los dos tipos anteriores, pero en este caso se usa tecnología láser o LED para las exposiciones, marcando así dónde se debe adherir la tinta. En este caso el haz electromagnético realizará una imagen invisible sobre el papel y las partículas de polvo del tóner se adhiere a las zonas cargadas del papel, y no a otras. Esta tecnología proporciona una gran velocidad, alta resolución y calidad, así como una gran durabilidad de los consumibles, más que los cartuchos de tinta de las de inyección. No obstante, en contra tiene su mayor coste.
  • Según su diseño:
    • Plano de mesa o de tabletas: son planos, se posan sobre una mesa y trabajan horizontalmente, como los de pluma. Son ampliamente usados para diseños en CAD como los de los arquitectos e ingenieros.
    • De tambor o rodillo: en este tipo de plotter el papel está enrollado a un eje que gira permitiendo que se vaya dibujando la imagen a su paso.

Plotter de corte

Hasta ahora se han especificado los tipos de plotter de impresión, pero también existen plotters de corte e incluso modelos que pueden imprimir y cortar. El funcionamiento puede ser similar a los de pluma, pero en vez de un lápiz tiene una cuchilla para realizar los cortes sobre el lienzo que puede ser de distintos materiales:

  • Cartón
  • Papel
  • Cartulina
  • Película térmica
  • Vinilo
  • Papel fotográfico
  • Papel pegatina o adhesivo
  • Mylar (también llamado BoPET, es una película de poliéster tipo tereftalato de polietileno estirado de alta resistencia y estabilidad química. Es transparente y tiene reflectividad.)

Plotter según su tinta

Los plotters también se pueden catalogar según la tinta que emplean:

  • Plotters con tintas base agua: las tintas usan como solvente el agua, para transportar el pigmento.
  • Plotters con tintas ecosolvente: en este otro tipo, el solvente es volátil  en la disolución.
  • Plotters con tintas para sublimación: las tintas se diseñan para que penetren en los tejidos de poliéster u otros tipos de recubrimientos de poliéster.

Tipos de consumibles para plotters

consumibles plotter

Es importante conocer los materiales con los que puede trabajar un plotter, así como las características de los tipos de tintas empleadas que comenté anteriormente.

Tipos de tintas

En cuanto a las tintas o pigmentos que pueden emplear los plotters son:

  • Base de agua (DYE): es un tipo de tinta con agua como solvente del pigmento, lo que la hace no tóxica. Puede ser interesante para papel o cartón destinado a los envoltorios de alimentos. No obstante, no es resistente si se expone a inclemencias meteorológicas, ya que se disuelve con agua.
  • Base de ecosolvente: en este caso se emplea un solvente químico, lo que la hace más resistente y duradera. El problema es que son tóxicas, aunque resisten las inclemencias del tiempo y pueden llegar a durar hasta 3 años. Son las más populares por su reducido coste.
  • Tinta UV: son resistentes a la exposiciones prolongadas a los rayos del Sol. Su proceso de producción necesita de secado por rayos UV (ultravioleta). No son baratas, pero se emplean exclusivamente para impresiones que estarán a la intemperie por su resistencia.
  • Polvos: es un polvo para toner que se fabrica a partir de un proceso químico. Es un polvos similar al residuo que deja una vela cuando se quema, es decir, un tanto aceitoso. Además, se somete a un proceso para que las partículas tengan igual tamaño y mismo color.

Tipos de materiales imprimibles

Si hacemos referencia a los materiales en los que puede imprimir un plotter, entonces tenemos:

  • Según su destino:
    • Para interior: están más enfocados a la calidad de impresión, pero no son resistentes a la intemperie. Por tanto, solo se pueden usar en interiores y se deben conservar adecuadamente. Por ejemplo, el papel, cartón, cartulina, etc.
    • Para exterior: se caracterizan por su resistencia a condiciones ambientales y meteorológicas, por lo que son adecuados para carteles publicitarios, carteles de información para fachadas de locales, etc. Por ejemplo, el vinilo, polipropileno, lona, etc.
  • Según el material:
    • Papel y cartulina: ambos están fabricados con celulosa (extraídas de la madera o de papel reciclado), aunque la cartulina se crea para ser más gruesa y resistente. Además, suelen tener gramajes y tamaños estandarizados. Por ejemplo, los 80 o 90 gramos del papel, o entre los 180 y 280 gramos de la cartulina, con tamaños como el A4, A3, etc. Por otro lado, pueden tener pigmentos de diferentes colores, tramas, etc.
    • Cartón: es un material que se obtiene a partir de la superposición de papel hecho de fibras de celulosa. Por supuesto, el cartón es superior en grosor y gramaje, y tiene una estructura más resistente, en forma de sándwich y con estructura de panel de abeja en su interior. Generalmente no se somete a procesos químicos de clorado, sino que se deja en su tono natural.
    • Vinilo: se produce a partir de cloruro de vinilo o cloroetileno (H2C=CHCl). El resultado es un polímero plástico de aleación hecha con cloruro de polivinilo (PVC). Es resistente, impermeable, tiene cierto brillo, y puede ser apto para logos, decoración, adhesivos para exteriores, etc.
    • Papel vegetal: es un papel sulfurizado que se fabrica tratando láminas de papel con ácido sulfúrico y lavándolo después. De esa forma, quedan obstruidos los poros y se impermeabiliza. Este tratamiento le da un toque satinado y leve transparencia.
    • Polipropileno: es un tipo de papel muy suave, flexible, y resistente a arañazos y rasgaduras. Una alternativa para imprimir de forma duradera, para usar en carteles, cajas de luz, señales de tráfico, rótulos, carteles de tiendas, etc.
    • Lona: se suele fabricar en algodón, aunque históricamente se hacía de cáñamo. Es un tejido muy pesado y muy robusto, por lo que se suele usar para zapatos, bolsas, cubiertas, toldos, rótulos publicitarios, velas de barco, marquesinas, etc. Las hay especiales para impresión, teñidas, impermeables, e incluso ignífugas. Los plotters pueden soportar lonas con gramaje de hasta 400 gramos.
    • Papel estucado: un tipo de papel recubierto o cuché preparado para el exterior, con un alto gramaje de entre 100 y 180 gramos. Se llama así por tener un acabado estucado, con cierto brillo. Puede ser ideal para publicidad, papel fotográfico, etc. Este tipo de papel tienen un gramaje más alto, entre 100-180g y tienen un acabado estucado, con cierto brillo, aunque el brillo reste absorción a la tinta.
    • Papel bond: está fabricado con fibras de celulosa (por ejemplo de eucalipto) o algodón y sustancias químicas. Tiene una superficie muy lisa, blanca y uniforme, permitiendo una buena adherencia para la tinta. Tiene un gramaje superior a los 50 gramos,
    • Lienzo: es un tejido de fibras naturales de lino, algodón, o cáñamo por lo general. Se usa generalmente para obras artísticas.
    • Tela de poliéster: una de las fibras sintéticas más usadas para fabricar tejidos y telas, especialmente para ropa. Esta tela es muy robusta y resistente a las arrugas, además de tener otras propiedades interesantes.
  • Según el gramaje (g/m2):
    • 80 gr: es un gramaje muy popular, muchos de los papeles de impresión convencional son de este gramaje. Pude ser útil para imprimir bocetos, diseños, etc.
    • 90 gr: es un papel algo más grueso y pesado, pero no es tan común como el anterior. Generalmente se puede usar para trabajos algo más especiales.
    • Otros: existen otros tipos de gramajes, aunque estos dos son los más frecuentes en el mercado.
  • Según el acabado:
    • Brillo: es cualquier tipo de superficie con un tratamiento de brillo.
    • Mate: es una superficie nada brillante.
    • Satinado: es algo intermedio entre el brillo y el satinado. Tiene un ligero toque de brillo, pero bastante apagado.
    • Papel/vinilo adhesivo: son papeles, vinilos, etc., con adhesivo para poder pegarlo a paredes como decoración, en objetos como una pegatina, en coches como publicidad, etc.
    • Papel fotográfico: un papel con un tratamiento superficial en forma de emulsión sensible a la luz, dándole brillo y apropiado para imprimir fotografías.
    • Papel retro-iluminado: usado en comercios y expositores, usando un proyector de luz en su zona trasera para que la imagen sea visible desde el frente llamando más la atención o en la oscuridad.
  • Según el tamaño:
    • DIN A4: 210×297 mm
    • DIN A3 y A3+: 420×297 mm y 320×440 mm
    • DIN A2 y A2+: 420×594 mm y 450×640 mm
    • DIN A1: 594×841 mm
    • DIN A0: 841×1189 mm
    • B2: 500×707 mm
    • B1: 707×1000 mm
    • B0: 1000×1414 mm
    • Otros: existen otros formatos no estandarizados, y también el papel continuo, es decir, que viene con un ancho determinado pero en un rollo de gran longitud para ir cortando las dimensiones necesarias.

Software para plotters

software para plotters

Como ocurre con las impresoras 3D y con las máquinas CNC, los plotters también necesitan de software para diseñar lo que se desea imprimir/cortar y pasarlo a un formato adecuado. Aunque algunos de los programas informáticos ya los vimos en los temas de mecanizado y fabricación aditiva.

Los mejores programas para plotter de impresión

*Se pueden usar programas para impresión convencional también para plotters, como puede ser Adobe Photoshop, Autodesk AutoCAD, GIMP, FreeCAD, CorelDraw, Inkscape, etc.

Los mejores programas para plotter de corte

*En cuanto al corte con plotter, algunos de los vistos en temas de máquinas CNC de corte también son válidos para los plotters. Sin embargo, también existen otros interesantes como:

Más información


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

English testTest CatalàTest español